Los arquitectos Jacques Herzog y Pierre de Meuron diseñan lo que serán cinco nuevos barrios temáticos, creados con base en el desarrollo sustentable, que transformarán el rostro de la Ciudad de México.

 

Por Rodrigo Medina Riveroll, Editor ForbesLife

 

PUBLICIDAD

Foto de Jacques Herzog y Pierre de Meuron, por Roberto Fragoso para Ensamble

 

Para aquellos pasionales viajeros que conocen el mundo, los edificios más espectaculares que han podido apreciar sin duda están firmados por Herzog & de Meuron. Las bodegas Dominus, en California; el Young Museum, en San Francisco; el edificio Forum, en Barcelona; el Tate Modern, en Londres y el Estadio Nacional de China, en Beijing –construido como sede principal de los Juegos Olímpicos 2008–, son algunas de las construcciones que vienen primero a la mente.

Jacques Herzog y Pierre de Meuron son los fundadores y ejes del estudio de arquitectura experimental más reconocido en la historia del diseño. Con sede en Basilea, Suiza, y oficinas en Hong Kong, Hamburgo, Londres, Madrid y Nueva York, el estudio cuenta con un equipo internacional de 31 asociados y más de 330 colaboradores desarrollando proyectos en Europa, Asia, Norte y Sur América.

 

Jacques-Herzog-Pierre-de-Meuron-Roberto-Fragoso-para-EnsambleDesde su creación en 1978 han hecho realidad más de 400 proyectos que resumen su fondo y forma con las palabras seducción y originalidad. Su expertice: presentar únicas e innovadoras soluciones en cuestiones de espacio y estética, don que les ha ganado el título de “arquitectos de alta costura”.

De su incursión en Latinoamérica se conocían, hasta ahora, dos proyectos: el Complejo Cultural Luz, en Sao Paulo, Brasil; y el Barranca Museo de Arte Moderno y Contemporáneo, en Guadalajara, Jalisco. Sin embargo, Simon Levy-Dabbah, director general de la empresa paraestatal del Gobierno del Distrito Federal “Calidad de Vida, Progreso y Desarrollo para la Ciudad de México”, anunció la participación de Herzog & de Meuron dentro del proyecto de reconfiguración de la Ciudad de México del jefe capitalino Miguel Ángel Mancera.

La visión creativa de Jacques Herzog y Pierre de Meuron dará vida a las cinco nuevas Zonas de Desarrollo Económico y Social (zodes) de la capital: la Ciudad de la Tecnología, la Ciudad de la Salud, la Ciudad de Gobierno, la Ciudad Verde y la Ciudad Cultural. Más que espacios urbanos, se construirán barrios temáticos creados con base en el desarrollo sustentable y concebidos para la creación de satisfactores sociales; no sólo como centros de trabajo, sino como zonas de vida.

La ubicación de las zodes aún está por confirmarse. Sobre su revisión y viabilidad jurídica, Levy-Dabbah asegura: “El proyecto busca desarrollos de coparticipación, no de concesión, sumando a los sectores público, privado y social para lograr una verdadera participación integral, sin deudas, basado en la interconexión.”

 

National Stadium, Beijing, ChinaPara la parte inicial de cada una de las cinco anclas temáticas se tienen destinados 2,500 millones de pesos, más todos los gastos posteriores de urbanización.

La Ciudad de la Tecnología y la Ciudad de la Salud se estiman estén listas en un lapso de dos años. La conceptualización arquitectónica de las anclas de cada una de las zodes será validada a través de un Laboratorio de Credibilidad conformado por estudiantes y catedráticos mexicanos.

“Viniendo de Suiza, la Ciudad de México nos hace sentir sumamente pequeños. Las ciudades están íntimamente relacionadas con el tiempo, lo mismo que los humanos. Nuestro reto será la integración, tomar en cuenta todos los factores que han convertido a la Ciudad de México un lugar tan caóticamente bello y vibrante: las personas, su vegetación, los autos, los medios alternos de transporte, todo. A nivel creativo la influencia europea será obvia”, afirma Jacques Herzog.

En palabras de Pierre de Meuron, “crear nexos y relación entre lo ya existente y lo nuevo es sumamente importante. Hay que empalmar intenciones y descifrar que tipo de ciudad es la que visionamos. La arquitectura es belleza y seducción. La parte más importante de nuestro proceso creativo es lograr hacer de nuestras construcciones obras de arte públicas”.

Así, la Ciudad de México se perfila para convertirse en un verdadero referente de diseño y arquitectura, una de las pocas ciudades en el mundo que posea más de dos creaciones de los mejores arquitectos de nuestra contemporaneidad; una ciudad en constante desarrollo económico, político, cultural y social.

Por mi cuenta, seguiré presumiendo de ser orgullosamente “chilango”… nacido, criado y malcriado en la Gran Tenochtitlan.

 

Siguientes artículos

Lujo y tradición maya bajo tu brazo
Por

Maria’s Bag es la marca de bolsos de lujo con diseños que representan las siluetas de pirámides y volcanes de Guatemala....