Reuters.- Un tribunal alemán dijo el lunes que probablemente tardará varios días en decidir si extradita al expresidente catalán Carles Puigdemont a España, donde está acusado de rebelión y malversación de fondos por su campaña independentista en la región.

Pese a que hubo una noche de protestas en toda Cataluña, durante la cual un centenar de personas tuvo que ser atendida por los servicios médicos, el arresto de Puigdemont en el norte de Alemania obliga a las fuerzas políticas independentistas, cuyos principales líderes están presos o autoexiliados, a replantear su estrategia para formar gobierno.

El lunes por la mañana la directora de campaña de la formación de Carles Puigdemont, Elsa Artadi, afirmó la necesidad de volver a poner sobre la mesa a Puigdemont como candidato a la presidencia del gobierno catalán, la Generalitat de Cataluña, después de varios intentos fallidos para investir presidente.

“No es un problema de falta de acuerdo (entre fuerzas independentistas); el problema es después de las elecciones teníamos al numero uno y tres de las listas en libertad y el número dos en prisión. Después de intentar investir a los tres candidatos, todos están ahora en prisión. Cada candidato que promanemos, se nos impide investirlo”, afirmó Artadi esta mañana a la televisión pública catalana TV3, en relación con el proceso que instruye el alto tribunal español en paralelo a la formación de gobierno catalán.

PUBLICIDAD

Puigdemont, que huyó a Bélgica hace cinco meses después de ser cesado de su cargo y de que se interviniera la autonomía de la rica región española, afronta delitos que incluyen la rebelión, el que es penado con hasta 30 años de prisión.

La mayoría de los analistas cree que Cataluña seguirá inmersa en la inestabilidad política hasta que se celebren nuevas elecciones que puedan dar como resultado un gobierno estable.

Una manifestación en rechazo a la detención de Puigdemont congregó el domingo a decenas de miles de personas en Barcelona y generó enfrentamientos a pequeña escala entre los manifestantes y la policía antidisturbios, en una reminiscencia de los hechos violentos ocurridos el 1 de octubre del año pasado que dejaron un saldo de cerca de 800 heridos.

Un centenar de personas resultaron heridas en las manifestaciones del domingo en la región, incluidos 23 agentes de la policía catalana, y nueve personas fueron arrestadas, cuatro de las cuales pasaron a disposición de los tribunales.

Lee también: Reportan protestas en Barcelona tras detención de Puigdemont

Las protestas se recrudecieron tras la decisión del Tribunal Supremo español de procesar el viernes a 25 políticos catalanes por delitos que incluyen rebelión, desobediencia y malversación de fondos públicos, además de enviar a prisión preventiva a varios ex altos cargos del gobierno regional.

La justicia española reactivó además las órdenes de arresto internacional contra Puigdemont y otros cuatro políticos que se autoexiliaron el año pasado. La exconsejera de Educación, Clara Ponsatí, dijo el lunes que luchará desde Escocia contra su extradición.

Entre los encarcelados el viernes están el candidato a presidir el gobierno catalán Jordi Turull, cuya investidura fallida la semana pasada activó un plazo de dos meses, al término del cual se deberá convocar de nuevo a elecciones en caso de no haber un nuevo gobierno.

“Es una buena noticia (la detención de Puigdemont). Pone de manifiesto que las instituciones funcionan y que todos somos iguales ante la ley”, dijo la vicepresidenta del Gobierno español, Soraya Sáenz de Santamaría, el lunes a periodistas.

La respuesta política y judicial a la crisis catalana parece en camino de cerrar un nuevo capítulo de la peor crisis institucional desde la restauración de la democracia en España.

“Da la impresión de que el movimiento separatista se está desmoronando”, dijo Adrián Zunzunegui, analista de Kepler Cheuvreux, en una nota el lunes. “Esperamos unos meses más de incertidumbre y lo más probable es que se convoquen elecciones”, añadió.

En el ámbito judicial, un tribunal de la localidad alemana de Schleswig será responsable de dilucidar si concede la extradición de Puigdemont a España, pero no decidirá al respecto hasta después de Semana Santa, dijo una portavoz.

Puigdemont, que se había afincado en Bélgica tras abandonar España, no tiene contemplado pedir asilo político en Alemania, dijo su abogado Jaume Alonso-Cuevillas a la televisión catalana el lunes por la mañana.

 

Siguientes artículos

Twitter se suma a Facebook y Google: prohibirá anuncios de criptomonedas
Por

La empresa lanzará esta semana una política que prohíbe la publicidad de ofertas iniciales de monedas (ICO), así como an...