La Agencia de Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA) detendrá la construcción de la nueva refinería de Pemex si no autoriza los estudios de impacto ambiental correspondientes, y que aún no han sido presentados.

«Iremos a parar el proyecto. Pemex o cualquier proyecto en general debe tener un impacto ambiental previo, y si no, los iremos a sancionar», declaró a medios el director general del regulador ambiental en el sector energético, Luis Vera.

El gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador prometió que la construcción iniciará el 2 de junio, tras declarar desierta la licitación de project manager de la megaobra en Tabasco, y encargar el desarrollo del proyecto a Pemex, bajo la supervisión de Sener y apoyo técnico del Instituto Mexicano del Petróleo (IMP).

Lee también: Aun con nueva refinería, importaciones de gasolina van a continuar: IMP

«Pueden decir lo que sea, si no tienen una autorización de impacto ambiental no pueden empezar a construir. Eso ya lo saben», comentó Vera.

Además de la clausura, las sanciones por incumplir los requisitos ambientales oscilan los 50 y 60 millones de pesos, pero depende de distintas legislaciones (Ley de la Agencia Nacional de Seguridad Industrial y de Protección al Medio Ambiente del Sector Hidrocarburos y Ley General del Equilibro Ecológico y la Protección al Ambiente).

El titular de ASEA dijo que ni siquiera saben quién será el encargado del proyecto.

A partir de la entrega de la manifestación de impacto ambiental, el proceso de inspecciones durará 60 días hábiles antes de que pueda iniciar las primeras obras.

ASEA multó previamente a una empresa por el desmonte de vegetación y fauna del terreno para la refinería de Dos Bocas.

 

 

Siguientes artículos

Trump prevé postergar hasta 6 meses decisión sobre aranceles a autos
Por

Se espera un anuncio para el sábado, cuando se cumple el plazo para que Trump tome una decisión sobre medidas para prote...