Por Felipe Vallejos M.

“Tengo pocas semanas aquí, así que estoy conociendo distintas partes del país, por ejemplo, el Carnaval”, nos cuenta Alexandre Carreteiro durante la sesión de fotos. De paso, dice entre risas que recibió los típicos golpes del colorido evento. Antes de sentarnos a conversar en su oficina de Nestlé en Santo Domingo, el nuevo presidente ejecutivo de esa compañía deja ver que el escaso tiempo que tiene en República Dominicana no impide su acabado conocimiento del país, su cultura y, en especial, en torno al crecimiento económico que ha experimentado en la última década. Buenas noticias, por supuesto, para Nestlé.

Nos sentamos en una mesa contigua a su escritorio. Papeles en mano, comienza a responder nuestras preguntas. Reacio a dar cualquier tipo de número o estadística, Carreteiro relata un viaje que comenzó hace 14 años y que hoy lo tiene liderando esta parte del mundo, donde espera crecer en 2016 “dos dígitos, más que la propia economía dominicana”, avisa. Agrega que incluso el Caribe es superior a otras partes del continente. “Nosotros estamos por encima de crecimiento con respecto a Latinoamérica. Cuba, República Dominicana y Haití tienen más crecimiento que esa región, producto igual de la inflación en países como Venezuela o Argentina”, explica.

Luego de laborar en países como Francia, Portugal y España, siempre con Nestlé, se instaló en Brasil desde donde creó lazos profesionales con Latinoamérica. “Tuve mucho contacto con la región y llegué aquí producto de un cruce de voluntad de crecer y una necesidad del grupo de darle más foco a la región, por eso me han traído al Caribe”, revela.

PUBLICIDAD

Dice que Nestlé cree en el Caribe, mercado que han separado en tres grandes focos: por un lado República Dominicana, Cuba, Haití; por el otro Trinidad y Tobago, entre otras islas; y el tercero, Jamaica. En cuanto a Puerto Rico, se unió a Estados Unidos.

De la participación del mercado de cada foco, especialmente donde está República Dominicana, no hay números, o si los hay los dejan en la privacidad de sus registros. Luego de algunos intentos, llegamos a una cifra aproximada: “más de la mitad”, quizás por el orden del 60%, muy superior a, por ejemplo, Haití, donde sólo aglutina el 2% del mercado. En cuanto a Cuba, la inversión tiene unos años, enfocada en helados y agua.

 

Empleos y beneficios

A nivel mundial, Nestlé es una verdadera institución: 339,000 empleados, 442 fábricas en 86 países, presencia en 197 naciones y 10,000 productos de importancia, todo en el marco de los 150 años de vida que celebra la compañía, de los cuales 100 ya tiene en República Dominicana, y de estos, 59 como entidad jurídica.

En el país, los empleos que crea Nestlé no son nada despreciables. “En empleados, tenemos 800 personas de forma directa, y tenemos dos fábricas, la de San Francisco y San Cristóbal. Indirectamente, el número sería entre 10,000 y 12,000 empleos, porque una parte importante son los ganaderos, que son aproximadamente 1,000”, explica Carreteiro.

El brasileño-francés dice que a nivel mundial, Nestlé planea tener un crecimiento de entre 5 y 6%.

 

Futuras inversiones

Carreteiro, de voz tenue pero firme y con un acento claro, sí se abre a explicar cuánto y en dónde Nestlé va a gastar dinero en los próximos cincos años: “En marketing y capex (inversiones en bienes de capitales) se invertirán 130 millones de dólares (mdd) sólo en República Dominicana”.

De ese monto, un gran porcentaje irá a parar a ajustes y mejoras en las plantas que Nestlé tiene en San Cristóbal y en San Francisco de Macorís, especialmente con la capacidad de producción y la transición hacia un ahorro energético. “Queremos reducir el consumo de agua en nuestras fábricas, ya lo hemos hecho en un 45% en cinco años, y queremos reforzar iniciativas de agua y energía, por ejemplo, que el 35% de energía sea renovable en la fábrica de San Cristóbal usando paneles solares”, explica.

Pero también habrá espacio para el mercadeo de productos ya conocidos y otros de reciente lanzamiento. Carreteiro dice que en República Dominicana la compañía tiene fuerza en dos categorías, lácteos y culinarios. Agrega que el tercer pilar es la marca de café Dolce Gusto, presente en 80 países y que fue presentada el año pasado en República Dominicana. Este producto ha generado gran expectativa y se esperan resultados positivos para los próximos cinco años”, enfatiza.

De los productos más conocidos y trascendentales en el hogar dominicano se encuentra la leche evaporada Carnation y los de marca Maggi, además de la leche Nido Crecimiento. “Estos tres en República Dominicana son los más importantes”, dice. “Queremos reforzar esos productos con innovación y campañas, y penetrar en nuevas categorías como café y chocolate”.

 

Trascendencia

En pleno régimen de Rafael Leonidas Trujillo, la compañía Nestlé se aventuró a tener presencia jurídica en República Dominicana, hace ya 59 años. Hoy, celebrando la hazaña de haber sobrevivido a los vaivenes políticos, económicos y sociales de Latinoamérica y el Caribe, Nestlé trasciende por una sencilla y poderosa razón: se hace parte del día a día de la sociedad en la que se encuentra.

Carreteiro lo explica mejor: “Nestlé tiene una presencia de marca muy fuerte en América Latina, muy relevante con fábricas locales. Muchas veces la gente asocia a Nestlé como una marca local”, dice. Pone un ejemplo, el de San Cristóbal, donde está ubicada una de sus plantas y en donde “hacemos estudios de mercado para adaptar recetas al mercado dominicano, para estar cerca de la población local, esa es nuestra estrategia”.

A la par, los programas de responsabilidad social corporativa tienen énfasis en un grave problema: el desempleo juvenil. Para José Carreteiro y su equipo, República Dominicana representa más de la mitad del mercado del Caribe. Según la Organización Mundial del Trabajo (OIT), 30 de cada 100 jóvenes en República Dominicana no tienen empleo ni tampoco estudian. Nestlé decidió apostar a su capacitación e inserción en el mercado laboral.

Carreteiro revela que la compañía planea crear 330 empleos directos y 1,670 indirectos para los próximos cinco años, contratando a jóvenes de entre 18 y 35 años. “Con estos programas de empleo y capacitación, vamos a impactar a 170,000 jóvenes dominicanos”, aventura.

Mientras República Dominicana crece al 5 o 6% anual, Nestlé lo haría en doble dígito, esto con directo impacto en los empleos que pueda crear, productos que pueda insertar y la inversión que permita el desarrollo del país.

“Si logramos crecer y que el entorno también lo haga, nos conviene a todos, ésta es nuestra intención, Nestlé apuesta fuerte al Caribe y en especial a República Dominicana, donde sin duda será donde más crecimiento tendremos, por lejos”, concluye.

 

Siguientes artículos

christine-lagarde-fmi
PIB británico perdería hasta 4.5% en 2019 por el Brexit: FMI
Por

La directora del FMI dijo que el peor escenario es el que llevaría a la nación británica al mismo estatus de un socio co...