Las autoridades de los Estados Unidos han sido muy estrictas con respecto a dónde será encarcelado Joaquín “El Chapo” Guzmán, pero se ha anticipado ampliamente que lo enviarían al ADX Florence, en Colorado.

En el interior de su celda, los reclusos más protegidos tienen una televisión con contenido diseñado para brindarles educación, ayuda psicológica y servicios religiosos, según informe publicado en octubre pasado por el Consejo de Información Correccional del Distrito de Columbia.

Cada celda tiene una ventana estrecha, de 107 centímetros de altura y unos 8 centímetros de ancho, en ángulo hacia el cielo, por lo que los presos no pueden verse desde el interior de sus unidades.

Representación de la celda. Foto cortesía ElComercio.com

Representación de la celda. (Foto: Cortesía ElComercio.com)

Alrededor del 90% de los más de 400 reclusos están allí por problemas de disciplina, según el informe.

PUBLICIDAD

Escape nulo

“Para alguien como Guzmán, las posibilidades de escapar de una instalación como esa son nulas”, dijo L. Thomas Kucharski, profesor de la Escuela de Justicia Criminal, John Jay, en Nueva York.

ADX Florence, ubicada en un complejo de prisiones en un área remota a unos 185 kilómetros al sur de Denver, es apodada “Alcatraz de las Montañas Rocallosas” en alusión a la prisión en la Bahía de San Francisco que albergaba al gángster Al Capone en la década de 1930 y otros notorios criminales.

Los reclusos de ADX Florence se encuentran en “unidades de control” especialmente diseñadas que funcionan como cárceles dentro de las cárceles.

“Es como un área autónoma, dentro de un área autónoma”, explicó Larry Levine, ex interno y titular del Wall Street Prison Consultants.

Los prisioneros están confinados en celdas de una sola persona durante 22 horas o más al día, privados de prácticamente todo contacto con el mundo exterior.

Los más infames

Los presos más infames del ADX Florence incluyen a Ramzi Yousef, cerebro del atentado de 1993 contra el World Trade Center en Nueva York; Dzhokhar Tsarnaev, condenado por el atentado al Boston Marathon y el mítico “Unabomber”, menos conocido como Ted Kaczynski.

Incluso, en el pabellón de los “dobles agentes”, se encuentra el agente del FBI Robert Hanssen, quien enfrenta 15 sentencias de por vida por espionaje.

Se le acuso de la cesión de información clasificada a la otrora Unión Soviética durante un período de 20 años, lo que fue tomado como el mayor desastre de la historia de la inteligencia estadounidense de todos los tiempos.

Otros detenidos en el ADX Florence son Rubén Castro, Raúl León y Francisco Martinez, líderes de mafia mexicana o la “M”, una organización criminal mexicano-estadounidense altamente organizada en los Estados Unidos.

 

Siguientes artículos

No necesité ‘Roma’ para darme cuenta del clasismo y racismo en México: Diego Luna
Por

El actor y director mexicano celebra el filme de Cuarón y confiesa que la ha visto tres veces.