Por Gerardo Flores*

La transformación digital ha traído consigo cambios importantes en la manera en la que las empresas trabajan, colaboran y entregan resultados. Por ello cada vez es más necesario agilizar sus procesos, equipos de trabajo y los resultados que brindan a sus clientes. Sin embargo, este no es un proceso sencillo y requiere replantear algunas de las características más arraigadas en las organizaciones y, por ende, puede encontrar gran resistencia dentro de las mismas.

La agilidad permite a las empresas identificar los giros y retos que su industria les presente. Si trabajas con tecnología corporativa ya sabes a lo que me refiero, ¿verdad? Se trata de la metodología de desarrollo de software más conocida como Agile Management, o administración ágil.

Una de las mayores necesidades de las empresas que adoptan Agile, es entregar productos y servicios con mayor rapidez, reducir el tiempo que toman para salir al mercado pues las características del mismo hacen que un producto o servicio que toma más de 3 meses en ser implementado corra el riesgo de estar poco actualizado al momento en que está disponible.

PUBLICIDAD

Además, dichas empresas buscan que la manera en que desarrollan su oferta esté totalmente alineada a los objetivos de la compañía, es decir, que sea consistente. La agilidad es un concepto amplio, y a pesar de que no es extremadamente complicado adoptarla, si requiere de un compromiso total de la organización.

La adopción de esta mentalidad es un proceso transformacional que debe alcanzar todos los rincones de la organización si se pretende que sea exitoso, no sólo se trata de trabajar con cambios estéticos o metodologías superficialmente, mientras la configuración de la propia empresa no adopte la agilidad, todo esfuerzo será en vano.

Las herramientas de software que se usan en este proceso transformador deben venir acompañadas de una consultoría dedicada a ayudar a la organización a mutar desde sus entrañas, para que sus equipos y procesos adopten la agilidad como una mentalidad total, orientada a brindar valor a sus clientes de manera pronta.

 

Lo que se busca

El gran objetivo de la organización ágil es borrar las barreras entre las ideas y los resultados, todo lo bueno que una empresa ofrece a sus clientes proviene de una idea, por ello, una vez que la agilidad ha permitido el libre flujo de las ideas, es necesario introducir otras soluciones, como automación, y seguridad, completando por lo tanto el proceso que actualmente denominamos “La fábrica de software moderna”.

Los principales resultados de una administración ágil se reflejan en las siguientes áreas: Calidad, responsividad, predictibilidad e productividad.

Calidad en el producto o servicio a entregar, responsividad durante el desarrollo del mismo para incorporar información sobre su desempeño, predictibilidad para saber qué y cómo se está desarrollando, y productividad para hacerlo en menos tiempo. Con eso, una empresa puede mantenerse competitiva en la economía de las aplicaciones.

 

Adopción en México

La adopción en México avanza a un ritmo similar al que se ve en otros países, sin embargo, tiene retos importantes ya que las empresas aún se centran mucho en la agilidad a nivel de equipos, pero el reto principal es escalar esa agilidad a la dirección de la organización.

La empresa ágil es aquella que está preparada para enfrentar la economía de las aplicaciones porque es capaz de entregar mejores apps en menor tiempo, maximizar su rendimiento y aprovechar la seguridad que ofrece en sus soluciones como una ventaja competitiva.

El primer paso para hacer de su empresa una Fábrica de Software Moderna en constante funcionamiento es entender que el software debe tener un papel preponderante en sus actividades, pero si no tiene metodologías ágiles no estará en la posibilidad de brindar los resultados que sus clientes esperan, y su empresa no estará posicionada correctamente en una más competitiva economía de las aplicaciones.

*VP y Director General de CA Technologies México

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Qué se necesita para crear una franquicia?
Por

Unos de los puntos más importantes para crear una franquicia es tener un modelo de negocio bien estructurado, controlado...

También te puede interesar