Surface Pro empezó como un proyecto que pretendía motivar a otros fabricantes de computadoras a hacer tabletas, pero hoy es una oportunidad de negocio real, y tanto HP como Dell lo saben.

 

Por Aaron Tilley

PUBLICIDAD

A medida que el mercado de PC sigue contrayéndose, las empresas en ese negocio tienen que ponerse creativas.

Así, Microsoft anunció que unirá fuerzas con Dell y HP, las que comenzarán a vender los Surface Pro, los populares dispositivos dos en uno de Microsoft, a través de sus redes de ventas de la empresa. La Surface Pro se venderá junto a productos de la competencia manufacturados por esas empresas, como la Dell Venue Pro 11. Dell también ofrecerá sus servicios de apoyo profesional para la Surface, así que si surge algún problema técnico, Dell estará allí para ayudar. (No se sabe aún si HP ofrecerá los mismos servicios de apoyo técnico para la tablet convertible.)

Dell dijo que participó en esta alianza con Microsoft porque sus clientes se lo estaban pidiendo. “Teníamos a grandes clientes a los que les gustaban nuestro paquete de servicios y la atención de nuestro equipo de ventas, pero nos preguntaban si y cuando podrían comprarnos una Surface Pro directamente a nosotros”, dijo Kirk Schell, vicepresidente y gerente general de soluciones de clientes comerciales de Dell.

“[Este acuerdo] muestra lo interesante que se está volviendo el espacio de las PC donde competidores y empresas complementarias pueden unirse y hacer un acuerdo como éste”, dijo Patrick Moorhead, presidente y analista principal de Moor Insights and Strategy. “Nunca me habría imaginado esto hace tres años. También muestra cuán creativa se ha vuelto Dell actualmente, ahora que es una empresa privada.”

Dell comenzará a vender la Surface en el América del Norte en octubre y en el resto del mundo a principios de 2016.

La Surface se ha convertido en un éxito inesperado para el gigante del software de Redmond, Washington. Los dispositivos dos en uno como la Surface ofrecen la combinación de una experiencia portátil como de una tablet –desconectando el teclado físico de la pantalla, el dispositivo se convierte en una tableta–. En el último informe de ganancias trimestrales de Microsoft en julio, la compañía dijo que las ventas de dispositivos Surface crecieron 117% respecto al año anterior, y que los ingresos trimestrales alcanzaron 888 mdd y las ventas anuales 3,600 mdd.

Una alianza para vender más dispositivos en empresas con grandes volúmenes de compra podría aumentar esas cifras para Microsoft. En vez de vender Surface una por una, Microsoft ahora puede vender en pedidos de miles, dijo Brian Hall, gerente general de la división Surface de Microsoft.

“Si trabajas con grandes empresas que tienen empleados en todo el mundo, es con frecuencia demandan fuertes capacidades de entrega en muchos países y no hemos sido capaces de hacer eso. Pero tiene solución”, dijo Hall. “Los clientes compran Surface, pero no tanto como lo harían si pudiéramos apoyarlos a nivel mundial.”

Microsoft ha estado haciendo grandes recortes en sus divisiones de hardware, en particular en sus esfuerzos de telefonía. En julio, Microsoft dijo que despediría a 7,800 empleados heredados de la adquisición de Nokia. Pero este acuerdo con Dell y HP muestra cuán serias son las intenciones de Microsoft para la construcción de su propio hardware en otras áreas. En el pasado, la Surface había sido sobre todo una manera de demostrar nuevos tipos de experiencias de PC a otros fabricantes de PC. Ahora la Surface representa una oportunidad de negocio real.

“Microsoft está subiendo la apuesta en el hardware de primera persona”, dijo Moorhead. “Esto está muy lejos de donde Microsoft estaba cuando empezó el programa Surface ‘para inspirar a otros fabricantes de equipos originales’. El hardware es un negocio real para Microsoft y sus intenciones son serias, pero no lo suficiente como para crear un red de ventas, soporte y servicio alrededor de ella.”

En cuanto al desempeño del mercado de PC en general, las últimas cifras de las firmas de analistas muestran una fuerte caída que probablemente continuará el resto del año, incluso con el lanzamiento del último sistema operativo de Microsoft, Windows 10. En cifras del segundo trimestre publicadas en julio, Gartner reportó una caída de 9.5% respecto al año anterior, mientras que IDC contó una disminución de 11.8% (IDC no registra las ventas de tabletas). Los analistas esperan que el mercado de las PC se estabilice en 2016.

 

Siguientes artículos

¿Por qué Uber no puede conquistar al mundo (todavía)?
Por

Más allá de los conflictos con los servicios tradicionales de taxi, pareciera que el titán del transporte ha tenido un t...