Donald Trump compareció ante las cámaras este lunes para anunciar que las negociaciones para un nuevo tratado comercial con México habían finalizado exitosamente.

Si hacemos un repaso de la reacción de los digitales de alrededor del mundo, comprobaremos que el acuerdo preliminar entre los socios de América del Norte genera tantas opiniones como voces se han pronunciado al respecto.

A continuación, Forbes México os hace un resumen de los más destacados hasta el momento.

 

Fox News

‘Trump sustituye el NAFTA y triunfa. Un nuevo acuerdo comercial con México es una GRAN victoria para ambos países»

Christian Whiton, asesor de la Administración Trump y Bush, considera el preliminar acuerdo comercial entre EU y México, para reemplazar el TLCAN, una victoria en doble sentido.

Primero, por los compromisos comerciales alcanzados. Y segundo, por el mensaje que la primera potencia mundial manda a los otros actores del mercado, con los cuales los EU están en déficit comercial.

El acuerdo anunciado este lunes, beneficiará a los trabajadores estadounidenses, a la industria y al país azteca en general. Porque el “nuevo acuerdo limitará la capacidad de México de apoderarse de empleos de los EU ofreciendo mano de obra infraremunerada”, afirma.

El fin exitoso de las negociaciones entre ambos países obligará a Canadá a reincorporarse con la cabeza agachada a la mesa de negociación; pondrá presión a Europa, especialmente a Alemania, a equiparar el campo de juego con EU para reducir el déficit comercial de éste último, y también a China.

Para Whiton, el acuerdo preliminar muestra la utilidad de la guerra comercial de Trump como estrategia de negociación y pone una palomita al cumplimiento de una de sus promesas de campaña estrella.

 

Los Angeles Times

«¿Trump quiere un TLCAN actualizado? Genial. ¿Matarlo? No, gracias»

La editorial del sitio digital del LA Times, considera que el acuerdo preliminar, “como mucho de lo que sale de la Casa Blanca”, es postureo.

Entre sus argumentos, considera que aunque Canadá no se una al tratado, éste “se parecerá mucho al antiguo TLCAN, independientemente de cómo se llame” porque las actualizaciones que ha aceptado México, “se parecen mucho a los que la Administración Obama persiguió con el Acuerdo Transpacífico”, afirma.

Además, considera que alguna de las novedades van a hacer más mal que bien a la economía estadounidense, porque aumentar al 75% que la producción de un carro sea en Estados Unidos o México, implicará recurrir a proveedores locales, que acabará pagando el consumidor estadounidense.

Además, Trump olvida que los Estados Unidos ya no son económicamente tan dominantes como solían ser y que con el traslado de la manufactura a México se perdieron puestos de trabajo internos, pero se crearon otros en logística, por ejemplo.

 

Esquire

«Este hombre está muy orgulloso de sí mismo hoy»

El periodista Charles P. Pierce opina en la revista Esquire que el NAFTA continuará, “con el logo de Trump” porque Canadá y el Congreso de EU aún tienen que dar su voz y voto en esto.

Según el periodista, quedan unas semanas de tuits glorificando el éxito del acuerdo preliminar, “en gran parte, para rebajar la atención sobre las exequias de Washington hacia John McCain”.

 

Bloomberg

«El acuerdo comercial con México de Trump parece un limón»

Desde Bloomberg, los columnistas David Fickling y Anjani Trivedi consideran que los datos no justifican descorchar una botella de champán para celebrar el acuerdo preliminar entre Estados Unidos y México.

Según argumentan, sólo tres modelos de carros fabricados en México que bajo el régimen del actual NAFTA están exentos de tarifas, pasarían a tributar con el nuevo acuerdo comercial: Versa Sedan de Nissan, el SQ5 de Audi AG y el Fiat 500 de Fiat Chrysler.

En cuanto a los salarios, la mayoría del contenido de los carros fabricados en México y exportados en EU proviene de Alemania, Japón y Corea del Sur, donde los trabajadores recibén más de lo acordado en el pacto preliminar, 16 dólares la hora.“Así que a no ser que el requisito se refiere a que sólo a los trabajadores del NAFTA tienen que ganar más de 16 dólares la hora, estas reglas sólo afectarán a un 55% de lso vehículos ‘made in México’”, afirman.

 

Russia Today

«El tratado de EU con México destroza el NAFTA y pone presión en Canadá»

El portal de noticias ruso pone el foco en Canadá y en cómo los representantes del socio de más al norte del TLCAN se apresuraron en concertar reuniones con los estadounidenses.

“Bajo las condiciones actuales, Ottawa enfronta un ‘tómalo o déjalo’ basado en el acuerdo entre EU y México. Los detalles más duros del nuevo acuerdo aún no están claros, pero se prevé que sean menos ventajosos para Canadá”, afirma el portal.

 

The Star

«Trump intenta presionar a Canadá mientras EU y México logran un progreso en el NAFTA»

El digital canadiense The Star se muestra optimista ante el acuerdo preliminar entre los dos socios norteamericanos. Porque, a pesar de las amenazas de Trump, ahora es más probable que las negociaciones terminen con un acuerdo a tres bandas.

Según publica este martes, esto se debe a la resolución de dos piedras en el camino de la negociación entre EU y México. Por un lado, las reglas de origen: “ningún otro asunto ha requerido más tiempo en la cabeza de las prioridades de la mesa de negociación”, afirma. Y por el otro, la “sunset clause”, o cláusula de revisión, que acordaron alargarla a dieciséis años, en vez de los cinco que la Casa Blanca insistía en acordar.

 

CBC

«Para Canadá, un mal NAFTA es mejor que ningún acuerdo»

Meredith Lilly, experta en asuntos internacionales, carga contra la estrategia del presidente Justin Trudeau en el proceso de renegociación del TLCAN este martes en el portal de la radio y televisión pública CBC.

Según la académica, Canadá no tiene más remedio que sentarse a negociar con Estados Unidos y México bajo el mantra de que “es mejor un mal acuerdo que ningún acuerdo”.

Y esto es así porque el gobierno canadiense no ha entendido bien el campo de juego. Primero, porque ignora que entre Canadá y EU existe un déficit fiscal del 75-15, es decir, el primero destina el 75% de sus exportaciones a su vecino mientras que el segundo, sólo el 15% de las mismas.

Segundo, porque al nuevo presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, le urge dejar la renegociación solventada para centrarse en los asuntos internos de su país.

“Desde ofrecerse a renegociar preventivamente antes de que el presidente Trump lo pidiera; pasando por perder el tiempo inútilmente durante el proceso de negociación, a criticar a Trump luego del G7 en Quebec: el equipo de Trudeau ha colocado a Canadá en el área de penaltis cuando más importaba”, afirma.

 

Global News

«El nuevo tratado comercial entre EU y México deja cuestiones sin respuesta, en especial para Canadá»

Desde el portal web del canadiense Global News, consideran que el acuerdo preliminar ha sido una victoria para la imagen pública del presidente Trump, “la semana después de que su anterior manager de campaña fuera condenado por crímenes fiscales y su anterior abogado personal le involucrara en el pago a dos mujeres que afirmaban haber tenido relaciones con Trump”.

Desde el medio norteamericano se preguntan si la Administración Trump está autorizada para llegar a un acuerdo de tratado con sólo una de las partes de la asociación.

Según publican este lunes, México está interesado en que Canadá se una al tratado, porque le sería incómodo vender un acuerdo con Trump, porque ser vería como que el país azteca ha cedido ante su vecino norte.

 

Zeit

«Progreso, no resultado»

El digital alemán Zeit pone más atención en lo que falta por conseguir que en lo alcanzado con el acuerdo preliminar EU-MX.

“El presidente de EU vende el acuerdo en la disputa comercial con México como un éxito. A primera vista, podrías estar de acuerdo. Pero muchas preguntas permanecen abiertas”, escribe.

Si bien concuerda que el tira y afloja de tarifas comerciales, instigado por Trump, ha funcionado, la principal cuestión a resolver es si Canadá formará parte del acuerdo final o no.

Opina que no está claro hasta dónde está dispuesto a ceder el socio de más al norte del TLCAN, pues “Trudeau puede no tener interés en ser considerado como el que hace demasiadas concesiones al impopular presidente de los Estados Unidos”.

Teniendo en cuenta que los estadounidenses comercian más de un billón de dólares al año y que muchos productos dependen de las cadenas de suministro que tienen lugar en los tres países, “es poco probable que el Congreso (de EU) acepte una solución bilateral”.

Finalmente, para añadir más incertidumbre, considera que el nuevo presidente de México puede “exigir mejoras completamente nuevas” una vez tome posesión, en diciembre de este año.

 

El País

«México cede a exigencias de Trump para lograr el pacto comercial: las claves de un acuerdo necesario»

Los expertos consultados por el periódico español confirman en que la victoria que puede cantar México es la de haber logrado la supervivencia del tratado.

A cambio, las voces especialistas en comercio internacional coinciden en que México ha cedido en lo que más interesaba preservar y mejorar a la Casa Blanca: las normas que afectan al sector automotriz.

 

 

Siguientes artículos

Sector agrícola, uno de los más beneficiados por acuerdo comercial con EU
Por

Moisés Kalach, dijo que sectores como el agropecuario, químico y textil salieron con un acuerdo muy modernizado y con bu...