Fuera título personal, en referencia a sus partidos políticos o personajes cercanos envueltos en escándalos, o meras indirectas, los ataques entre los siete aspirantes a la Jefatura de Gobierno de la Ciudad de México marcaron el segundo debate capitalino; y si bien hubo propuestas, éstas fueron en su mayoría planteadas a medias.

En una repetición del primer debate realizado el 18 de abril pasado, la candidata de la coalición Juntos Haremos Historia, Claudia Sheinbaum, fue de nueva cuenta el centro de ataques de los demás aspirantes, aunque la embestida que atrajo más reflectores fue el desafío que hizo Alejandra Barrales a Mikel Arriola.

Después de algunos empeñones entre los tres principales aspirantes a la jefatura capitalina, la aspirante de Por la CDMX al frente respondió al candidato del PRI, que la increpó de nueva cuenta sobre la supuesta tenencia de lujosas propiedades en colonias exclusivas, y lo retó a comprobar sus dichos. De hacerlo, dijo Barrales, se comprometía a abandonar su candidatura. A cambio, sino logra corroborar sus acusaciones, Arriola debería dejar sus aspiraciones “por mentiroso”.

“A diferencia tuya (Mikel Arriola), no tengo un suegro que me mantenga y te reto a que demuestres que tengo un departamento en Polanco, si me lo demuestras renuncio a mi candidatura, sino tú deberás renunciar por mentiroso”, dijo Barrales y exigió una respuesta.

PUBLICIDAD

No obstante, el exdirector del IMSS evitó dar una respuesta al rechazar la posibilidad de réplica que le planteaban los moderadores del debate.

Momentos antes, el aspirante del PRI había iniciado el toma y daca entre los tres principales contendientes al señalar que la construcción del Puente de los Poetas, que conecta a Santa Fe con Las Águilas, fue una “gran estafa” para la ciudad, ya que esa obra realizada en la administración de Andres Manuel López Obrador y con Sheinbaum como secretaria de Medio Ambiente, tuvo un costo aproximado de 26,000 millones de pesos, pero pudo haberse construido con una cuarta parte de esos recursos.

Además, señaló que su rival de Morena aprobó como responsable del impacto ambiental de esta obra que fueran entregadas 42 hectáreas de bosque para construir este puente y que dejó sin agua a las colonias cercanas. Agregó que en sus redes sociales ya divulga los expedientes que avalan esta acusación.

Sheinbaum sólo se limitó a decir que no tenía sentido responder a las acusaciones de Arriola y prefirió abordar sus propuestas para impulsar la economía capitalina y la generación de empleos. Pero no olvidaría las afrentas del candidato tricolor ni los constantes ataque de la aspirante frentista, y en diversas ocasiones criticó tanto a los partidos que representan a sus dos principales rivales como a la originalidad que comparten, dijo, en sus propuestas.

“El origen de las tarjetas rosas es Atlacomulco (…) el PRI y el PAN dan mas o menos lo mismo”, dio en alusión a los planteamientos de Arriola y Barrales para dar recursos a las amas de casa.

Durante el segundo bloque del debate, los candidatos aprovecharon que una de las aristas temáticas implicaba al sismo de septiembre pasado y la reconstrucción de la ciudad para empeñarse con Sheinbaum, que lidera las encuestas, y exigir justicia.

Por un lado, Barrales aprovecho algunos segundos de su intervención para poner un audio en el que se escucha a Alejandro Jurado, papá de una menor que perdió la vida en el desplome del colegio Rébsamen, y en el que pide justicia por la muerte de su hija; y por el otro, Arriola se comprometió  a “meter a la cárcel a ‘ya saben quién’ por corrupta e inepta”, en referencia al Sheinbaum.

En respuesta, la exsecretaria capitalina dijo que resultaba “vil” utilizar esa tragedia con fines electorales y reiteró su solidaridad con los familiares de las víctimas fatales del sismo.

No obstante, los golpes no sólo provenían de Barrales y Arriola, ya que la aspirante de Nueva Alianza, Purificación Carpinteyro, acusó a Sheinbaum de esconderse en la política para no rendir cuentas sobre el caso Rébsamen, ya que en lugar de comparecer ante el Legislativo sobre este tema prefirió presentar su candidatura.

“Las víctimas en el Rébsamen no murieron por el sismo, sino por la corrupción de Sheinbaum (…) Vengo a decirte que eres culpable (de esa tragedia)”, señaló la ex diputada federal.

Así, con ataques directos y comentarios de rebote los siete aspirantes el Ejecutivo capitalino realizaron planteamientos muy generales sobre sus propuestas en economía, desarrollo social, educación y salud, entre otros temas, y si bien coincidieron en algunos puntos (acusándose constantemente de copiarse las ideas) reafirmaron en su mayoría las promesas que han realizado durante el tiempo que lleva esta campaña.

 

Siguientes artículos

Así reaccionaron los candidatos a la renuncia de Margarita Zavala
Por

Esto fue lo que dijeron los candidatos al anuncio de que Margarita Zavala abandonaba la carrera electoral por la preside...