Reuters.- El Departamento de Justicia de Estados Unidos está presionando a AT&T Inc para que venda activos o encuentre otra manera de satisfacer preocupaciones de los reguladores por su compra de Time Warner Inc en un negocio por 85,400 millones de dólares.

Se trata de un nuevo obstáculo potencialmente costoso en los esfuerzos de la segunda operadora telefónica inalámbrica de Estados Unidos para comprar a la enorme empresa de entretenimiento.

La iniciativa fue una sorpresa para los inversionistas. Las acciones de Time Warner caían un 3%, a 91.75 dólares, mientras que las de AT&T cedían un 0.5%, a 32.90 dólares.

La exigencia del Departamento de Justicia probablemente complicará las conversaciones antimonopolio con AT&T, que dijo este miércoles que no estaba segura cuándo se completará la fusión, anunciada en octubre de 2016. AT&T dijo previamente que la adquisición sería completada hacia fines de este año.

PUBLICIDAD

El Departamento de Justicia quiere que AT&T sugiera “remedios estructurales” para hacer aceptable la oferta, dijo a Reuters el miércoles una fuente familiarizada con el asunto. El Departamento de Justicia no respondió de inmediato a solicitudes para comentar y AT&T declinó a formular declaraciones al respecto.

AT&T quiere comprar Time Warner -dueño del canal premium HBO, del estudio de cine Warner Bros y del canal de noticias CNN- para combinar su servicio de telefonía móvil con entretenimiento en video. Ambas empresas han tenido dificultades para impedir que telespectadores más jóvenes migren a servicios en línea como Netflix Inc y Prime Video Amazon.com Inc.

Una serie de grupos de consumidores y estaciones de televisión más pequeñas se oponen al acuerdo con el argumento de que daría a AT&T demasiado poder sobre el contenido que distribuiría a sus clientes móviles.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, que ha acusado a CNN y otros medios de ser injustos con él, criticó el acuerdo durante su campaña presidencial el año pasado y prometió que, como presidente, su Departamento de Justicia lo impediría.

Un punto no resuelto en las discusiones se vincula a la cantidad de tiempo que el gobierno quiere imponer condiciones a AT&T respecto a lo que puede y no puede hacer.

Dos personas informadas sobre las negociaciones dijeron a Reuters que el gobierno busca la imposición de condiciones por hasta 10 años, pero que AT&T ha presionado por un periodo más corto.

 

Siguientes artículos

Slim Peña
Slim defiende transparencia de empresa en Bermudas
Por

El magnate aseguró que la empresa que tuvo por siete años en Bermudas no tenía ingresos porque era una tenedora.