Forbes

Los negocios que re­sultarán beneficia­dos con el aumento de 16.2% al salario mínimo, vigente a partir de 2019, son las cadenas de autoservi­cio, los pequeños comercios de las colonias y localidades e, incluso, el comercio informal y el comercio ilegal.

Sin embargo, expertos en consu­mo y salarios advierten que este cam­bio no implica un aumento sustantivo en ventas. La razón es que el porcen­taje de la población que gana sólo un salario mínimo todavía es muy reduci­do. Aunque los mexicanos que ganan un salario mínimo suman 8.5 millones, de los 54 millones que componen la población económicamente activa (según la última Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, ENOE), más de 40% trabajan en el sector informal.

Las cifras de trabajadores formales del Instituto Mexicana del Seguro Social (IMSS) arrojan que 2018 cerró con poco más de 20 millones de asegurados; y, aunque cuatro de cada 10 ganan entre uno y tres salarios mí­nimos, el porcentaje de personas de quienes ganan sólo un salario mínimo es cercano a 10%, es decir, 2 millones de trabajadores.

Los comercios no reciben un impulso directo en ventas derivado del aumento al salario, porque los con­sumidores que perciben esa alza son muy pocos, confirma Ada Irma Cruz, presidenta de la Cámara de Comercio Servicios y Turismo en Pequeño (Ca­nacope) de la Ciudad de México. “Son pocas las personas que reciben este aumento, por lo que el impacto en el consumo se diluye entre el comercio en autoservicios y, mayormente, en el comercio local e, incluso, el informal, pues hablamos de la gente de meno­res ingresos, y ellos buscan adquirir los productos al menor costo”.

Esto obedece a que, si bien el salario mínimo se utiliza como unidad de medida en la cotización ante el IMSS, los salarios de las personas que ganan más que el mínimo se pactan en cantidades específicas, no en salarios mínimos exactos. “General­mente, una persona que gana 5,000 pesos pacta ganar esa cantidad, no su equivalente en salarios mínimos”, explica Alejandra Marcos, directora de análisis de Intercam.

Los salarios en México están rezagados porque, si bien hay aumentos en el salario mínimo, los sueldos superiores que se pactan por monto no registran aumentos en la misma proporción del mínimo, ni de manera anual, explica el informe “México: más miseria y precarización del trabajo”, realizado por el Centro de Análisis Multidisciplinario de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM).

Adicionalmente, señala el reporte, aunque los salarios en el sector informal también utilizan el salario mínimo como referencia, el ajuste en el pago de trabajadores del sector informal generalmente tarda más en llegar, pues los patrones no están obligados por la ley a dar aumentos.

La posibilidad de que cadenas como Walmart se vean beneficiadas directamente por la subida de salarios es muy baja, estima Alejandra Marcos, quien está a cargo del seguimiento financiero de compañías de autoservicios. “Hablamos de un grupo pequeño de personas que tendrán un aumento”, señala. “Lo que sí puede dar un impulso a las ventas en autoservicios son los programas de transferen­cias, como las becas y los programas de pensión, pues se trata de dinero que se asignará directamente y puede ser utilizado para consumo de productos básicos”.

Te puede interesar: Hoy entra en vigor el aumento en el salario mínimo

 

Siguientes artículos

tecnología-digital
Blockchain más allá de criptomonedas y trading
Por

Los usos de la tecnología de la cadena de bloques van mucho más allá del intercambio de criptomonedas y esta empresa mex...