Las acciones de la mayor automotriz de Europa se desplomaron casi un 20% el lunes, tras admitir que usó un software que engañó a los reguladores estadounidenses que miden las emisiones tóxicas de algunos de sus autos diésel.

 

Reuters

PUBLICIDAD

Los días de Martin Winterkorn al frente de Volkswagen AG parecían contados el martes, después de que la automotriz alemana dijo que un escándalo por falsificación de datos en pruebas de emisión de gases de sus vehículos en Estados Unidos podría afectar a 11 millones de sus autos en todo el mundo.

El diario Tagesspiegel informó, citando fuentes no identificadas del consejo supervisor de Volkswagen, que ese comité decidirá el viernes desplazar de la presidencia ejecutiva a Winterkorn y reemplazarlo por Matthias Mueller, jefe de Porsche, el negocio de autos deportivos de VW.

Un portavoz de Volkswagen desmintió la información y Winterkorn no se refirió a su futuro en un mensaje por video publicado en el sitio web de la compañía, donde reiteró sus disculpas por el escándalo.

Un aliado clave de Winterkorn mantuvo su apoyo público al cuestionado presidente ejecutivo el martes.

“No quiero adelantarme a las intensas deliberaciones que se vienen y no hablaré de detalles ni consecuencias”, comentó a periodistas Stephan Weil, presidente del estado alemán de Baja Sajonia, cuando se le preguntó por el futuro de Winterkorn.

Las acciones de la mayor automotriz de Europa se desplomaron casi un 20% el lunes, tras admitir que usó un software que engañó a los reguladores estadounidenses que miden las emisiones tóxicas de algunos de sus autos diésel.

Los papeles se hundieron otro 20% el martes, hasta un mínimo en cuatro años, después de que algunos países de Europa y Asia anunciaron sus propias investigaciones sobre el tema. En su punto más bajo, el desplome de las acciones preferentes y ordinarias borraron 30,000 millones de dólares (mdd) de valor de mercado a la compañía.

Volkswagen dijo que reservará 7,300 mdd en sus cuentas del tercer trimestre para ayudar a cubrir los costos del mayor escándalo en sus 78 años de historia, lo que afecta a las previsiones de los analistas.

La compañía alemana advirtió que la suma podría ser mayor, dado que los motores especiales EA 189 que fueron instalados en cerca de 11 millones de vehículos de VW en todo el mundo han arrojado “una desviación importante” de los niveles de emisiones entre las pruebas y su uso en la carretera.

Volkswagen vendió 10.1 millones de vehículos en todo 2014.

La Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) dijo el viernes que VW podría ser castigada con multas de hasta 18,000 mdd por amañar las pruebas. La firma se enfrenta también a demandas y daños a su reputación, ya que informes de prensa dijeron que el Departamento de Justicia abrió una investigación criminal.

 

Siguientes artículos

Riesgo de menor crecimiento mundial ha aumentado: Lagarde
Por

La directora gerente del Fondo Monetario Internacional destacó que entre los principales riesgos están los bajos precios...