Sí, el frío tiene también cosas positivas, así que no todo es huirle. Eso sí, abrígate bien para que tenga un menor impacto negativo en esta época del año.

 

 

Ya desde la semana pasada se empezó a sentir el frío acá en el Distrito Federal, y con estas temperaturas parece que se desatan las gripes y la tos.

PUBLICIDAD

Y, bueno, existen explicaciones para esto: el frío, efectivamente, hace más fácil que incremente la incidencia de ciertas enfermedades, pero, aunque no lo creas, hay algunas ventajas del frío sobre la salud.

Empezando por lo no tan bueno, el frío puede impactar de manera negativa en la salud de las personas. Hay varios estudios que han demostrado que las muertes se incrementan durante las épocas frías del año. Se ha evidenciado que la tensión arterial se eleva durante la época fría y se incrementan los infartos al corazón, infartos cerebrales y otras alteraciones cardiovasculares.

Esto ocurre debido a la respuesta que tiene nuestro cuerpo a las bajas temperaturas. Cuando hace frío, el cuerpo trata de mantener su temperatura, por lo que hay una vasoconstricción, principalmente de los vasos que se encuentran en la periferia, por ejemplo los de la nariz, de los dedos de las manos y los pies, con la finalidad de mantener la sangre más “adentro” en el cuerpo. Hasta aquí suena muy bien, pero cuando son temperaturas muy frías, hay riesgo de que se congelen aquellas partes que quedan con un poco menos de irrigación (dedos, orejas). El cuerpo, para prevenir esto, provoca que haya una oscilación en la vasoconstricción de esos vasos, pero puede ocurrir, en situaciones muy frías o de mucho tiempo de exposición a la baja temperatura, que no sea suficiente y se congelen.

Otra manera que tiene el cuerpo de adaptarse al frío y mantener el calor es el temblar. Probablemente te haya pasado que al salir de la casa, después de bañarte, empieces a temblar, o tiritar de frío. Esto es una respuesta normal del cuerpo, y lo que pasa es que hay contracciones musculares rápidas y rítmicas que generan calor, manteniendo así una temperatura adecuada para el funcionamiento de los órganos internos.

Algo curioso es que las personas más altas se enfrían más rápido que las chaparritas, porque es una superficie mayor que mantener caliente, y se pierde más rápido la temperatura.

Con respecto al resfriado y demás enfermedades que empeoran con el frío, los virus de la influenza y el resfriado común se reproducen más rápido, y además viajan mejor en el aire frío y seco. Por eso es más probable que te dé un resfriado en esta época. También es ésta la razón de que las vacunas contra la influenza y los complementos de vitamina C sean más útiles durante el invierno.

Algunas personas también se quejan de dolor de articulaciones durante el frío. Se realizó un estudio en Finlandia con más de 5,000 personas, en el cual se observó el impacto de las temperaturas en los dolores de articulaciones; se vio que en aquellos que vivían más al sur y hacía menos frío, reportaban menos dolor, mientras que más del 70% de los pacientes que vivían en el norte de dicho país referían dolor lumbar. Así que para evitar dichos dolores se recomienda mantenerse en lugares menos fríos.

Pero no todo es malo. El frío puede mejorar algunas condiciones. Para empezar, hay enfermedades que no son comunes en la época de frío. Por ejemplo, las del aparato digestivo, que provocan diarreas y vómitos, son frecuentemente causadas por microoganismos que se propagan mucho mejor en temperaturas más cálidas y mueren cuando el aire es frío.

También se han realizado estudios que evidencian que las personas que trabajan al aire libre en temperaturas frías, llegan a expresar mayor cantidad de grasa parda, que es la que “quema” más calorías. Claro que esto no quiere decir que para bajar de peso hay que salirse al frío.

Además, hay algunas culturas (principalmente orientales) que utilizan la crioterapia de cuerpo completo (en Japón) para tratar ciertas enfermedades inflamatorias.

Así que a verle al frío las cosas positivas también. No huirle, sino abrigarte bien y mantener buenos hábitos y cuidados en todos los demás ámbitos hará que el frío tenga menos impacto negativo en tu vida.

¡Hasta la próxima!

 

 

Contacto:

Correo: [email protected]

Twitter: @marsimar

 

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

Precio del petróleo generará ajustes de finanzas públicas
Por

Un bajo precio del crudo podría provocar un ajuste en los niveles de gasto público para mantener la trayectoria planeada...