Si bien la disculpa ofrecida por The Guardian fue un primer paso, no es suficiente y ahora se conversa sobre obtener una compensación, dijo Aurora Pierdant, quien fue mencionada en la nota del diario británico en la que señalaba la existencia de un supuesto departamento que la primera dama Angélica Rivera tenía en Miami.

En entrevista con Ciro Gómez Leyva para Radio Fórmula, Pierdant señaló eso se debe a que como abogada “mi trabajo es darle confianza a mis clientes y se basa mi éxito profesional no sólo en mi conocimiento, sino también en mi reputación y en mi transparencia”.

Aurora Pierdant es hermana de Ricardo Pierdant, quien fue señalado por haber hecho un pago de predial al departamento de Miami y era señalado como potencial proveedor de servicios del gobierno federal. El reportaje indicaba que ambos se habían visto beneficiados por su amistad con el presidente Enrique Peña Nieto; además de que se mencionó que ella había sido despedida de Pemex y había sido inhabilitada.

Lee también: The Guardian borra reportaje sobre casa de Angélica Rivera en Miami

En ese sentido, señaló que con el grupo de abogados que tiene en Londres, trabaja en una negociación privada para obtener una compensación, tal como lo marca la ley en Reino Unido.

Pierdant dijo que también solicitó a The Guardian que solicite a los medios mexicanos que reprodujeron la nota del departamento de Miami, que también reproduzcan la disculpa del diario británico.

Asimismo, dijo que las acciones que se tomen en México para con los medios que reprodujeron la nota, dependerá del resultado que se obtenga en Reino Unido.

Cabe recordar que el diario británico se disculpó el viernes pasado por haber mencionado en su nota de forma imprecisa a la abogada mexicana.

En el reportaje, titulado “La casa en Florida de la primera dama de México es propiedad de un contratista del gobierno, revelan documentos”,  The Guardian sostuvo que la esposa del presidente Peña Nieto ha usado un departamento de 2.05 millones de dólares en Key Biscayne, en Florida, el cual pertenece a Grupo Pierdant, una empresa que se espera participe en una licitación para desarrollar puertos marítimos en México, lo que despertó sospechas de un nuevo conflicto de intereses.

“La investigación de The Guardian en las propiedades de Florida muestra una revelación poco ortodoxa entre la primera dama y Grupo Pierdant [propiedad del empresario Ricardo Pierdant], enfocada en Ocean Tower One, un desarrollo habitacional privado con una alberca, canchas de tenis y concierge de guantes blancos en Key Biscaine, un enclave acaudalado en el condado de Miami-Dade”, dijo el diario.

“Nos disculpamos por publicar una historia incompleta, que aceptamos retrata equivocadamente su estatus profesional. Hemos retirado el artículo de nuestro sitio de internet”, publicó el viernes.

Te puede interesar: ‘The Guardian’ falta a la verdad: Presidencia de México

 

Siguientes artículos

Meade explicará el Paquete Económico 2017 ante diputados
Por

El secretario de Hacienda se presentará el jueves 22 de septiembre ante el pleno de la Cámara de Diputados para explicar...