Después de que el presidente estadounidense Donald Trump asestará un golpe crítico al Acuerdo Transpacífico de Cooperación Económica (TPP, por su sigla en inglés), Australia y Nueva Zelanda tratan de salvar el tratado al alentar a China y otras naciones asiáticas para que se sumen al pacto.

Trump cumplió este lunes una de sus principales promesas de campaña en materia comercial y firmó la orden ejecutiva para que Estados Unidos se retire del TPP, marcando a su vez la distancia de Washington sobre sus aliados en Asia.

Lee: China, una alternativa frente al proteccionismo de Trump

El primer ministro australiano, Malcolm Turnbull, dijo que había sostenido conversaciones con sus homólogos Shinzo Abe, de Japón; Bill English, de Nueva Zelanda; y Lee Hsien Loong, de Singapur, durante la noche del lunes para abordar la posibilidad de proceder con el TPP sin Estados Unidos.

PUBLICIDAD

“La pérdida de Estados Unidos desde el TPP es una gran pérdida, no hay duda de eso. Pero no estamos a punto de salirnos (…) sin duda existe un potencial para que China se sume al acuerdo”, dijo Turnbull a la prensa este martes.

El gigante asiático ha propuesto un pacto opuesto, conocido como el Área de Libre Comercio del Asia Pacífico (FTAAP, por su sigla en inglés) y ha impulsado el Acuerdo de Asociación Económica Integral Regional (RCEP, por su sigla en inglés). Además, en su intento de llenar el vacío que dejará EU como promotor del comercio global, China aprovechó las reuniones con los líderes de Asia-Pacífico realizadas el año pasado en Lima y prometió abrir aún más a su economía.

Mientras tanto, del otro lado del Pacífico, Perú también trabajará con China y otras naciones asiáticas para crear un acuerdo comercial que rescate lo “bueno” del TPP, de acuerdo con su mandatario Pedro Pablo Kuczynski.

“Debemos trabajar con China, los países de Asia, la India, Australia, Nueva Zelanda, que son los países con los que tenemos tratados que se pueden mejorar (…) y hacemos el grupo APEC Pacífico”, dijo Kuczynski a la radio local RPP, en respuesta a la medida de Trump para abandonar el pacto.

Lee también: ¡Adiós al TPP! Trump firma orden para retirar a EU del pacto

El TPP fue concebido por el gobierno estadounidense sin China en un esfuerzo por escribir las reglas comerciales de Asia antes de que Pekín pudiera hacerlo, y con el objetivo de consolidar su liderazgo económico en la región.

No obstante, el primer ministro neozelandés consideró que con su salida Estados Unidos está cediendo influencia a China y el enfoque de la región podría cambiar a acuerdos comerciales alternativos.

“Tenemos este acuerdo RCEP con el sudeste de Asia, que hasta ahora ha sido de avance lento pero podríamos encontrar la voluntad política para retomarlo si el TPP no procede”, mencionó English.

Estados Unidos representa el 60% del mínimo necesario de 85% del PIB combinado de los 12 estados firmantes para la aprobación del TPP. Para que entrara en vigor necesitaba al menos el aval de seis países que representaran dicho porcentaje, por lo que la salida de la primera economía global prácticamente anula cualquier posibilidad de avance para el pacto.

El tratado se preparó durante cinco años y fue firmado en 2015, pero no entró en vigor, y en él participaban 12 países: Australia, Brunei, Canadá, Chile, Japón, Malasia, México, Nueva Zelanda, Perú, Singapur, Estados Unidos y Vietnam, que en conjunto representan el 40% de la economía mundial.

Te puede interesar: Sin el TPP, la renegociación del TLCAN será favorable para EU: Cepal

A finales del 2016, Japón aprobó el proceso legislativo para implementar a nivel doméstico el TPP, siendo la primera nación de las 12 participantes que realizaba dicha ratificación, luego de que en Estados Unidos no avanzará en el Congreso y, en consecuencia, Vietnam desistiera de su aval legislativo.

Australia, Nueva Zelanda, México, Malasia y Perú enviaron el acuerdo a sus congresos, donde aún continúa su proceso de aprobación. En Brunei, no se ha emitido la ordenanza necesaria, y los gobiernos de Canadá y Chile no lo habían sometido a sus parlamentos.

El TPP es un tratado de libre comercio que tiene como objetivo conectar a una decena de países en la Cuenca del Pacífico, y pretende derribar las barreras comerciales en algunas de las economías asiáticas de más rápido crecimiento.

La postura proteccionista de Trump iimpulsó a China como una opción para reemplazar este acuerdo, e incluso Pekín comenzó a acercase a naciones del Pacífico en busca de acuerdos comerciales.

 

Siguientes artículos

¿Seguridad en Centroamérica, un tema ríspido para Trump?
Por

El principal desafío para las autoridades de los países centroamericanos será no perder los recursos en la administració...