Reuters.- Un grupo de empresas automotrices, principalmente alemanas, abrirán estaciones de carga de vehículos eléctricos este año y planean una red paneuropea con 400 estaciones para 2020, con la esperanza de reducir el dominio de Tesla.

Las noticias sobre la iniciativa, avanzada por primera vez hace un año, eran esperadas desde hace tiempo, mientras los gobiernos impulsan mejoras en las infraestructuras para alentar a los conductores a cambiar a los coches eléctricos.

Ionity, una joint venture de BMW AG, Daimler AG , Ford Motor Co y Volkswagen, con sus marcas Audi y Porsche, planea abrir 20 estaciones de Carga de Alta Potencia (HPC, por sus siglas en inglés) al público este año en Alemania, Noruega y Austria. Estarán a 120 kilómetros de distancia unas de otras y funcionarán asociadas con Tank & Rast, Circle K y OMV.

Lee también: Ford crea “Team Edison”, el equipo que trabajará sus autos eléctricos

PUBLICIDAD

“La primera red paneuropea de HPC desempeña un papel esencial en el establecimiento de un mercado para vehículos eléctricos”, dijo el viernes el presidente ejecutivo de Ionity, Michael Hajesch. Añadió que las estaciones de carga rápida también ofrecerán la posibilidad de pagar digitalmente.

Ionity aún esta en negociaciones con los proveedores de estaciones de carga y se espera una decisión pronto, dijo una portavoz, que se negó a indicar cuánto invertiría la empresa conjunta.

Instalar miles de estaciones eléctricas en todo el mundo requerirá una inversión de miles de millones de dólares y ofrecerá una oportunidad a los fabricantes.

Los nuevos cargadores rápidos del consorcio de automóviles costarán alrededor de 200.000 euros cada uno, dijeron fuentes previamente.

 

Siguientes artículos

Super Mario Odyssey es el juego que necesita el Nintendo Switch
Por

Nintendo finalmente ha puesto en el mercado el juego exclusivo más esperado para su nueva consola, reinventando más de 3...