La Comisión Europea (CE) dio este jueves su aprobación para que la automotriz Nissan Motor adquiera a su rival Mitsubishi Motors Corporation, al concluir que la operación no creará barreras en el espacio económico regional.

En mayo pasado, Nissan anunció la compra de 34% de acciones de Mitsubishi por un monto en yenes equivalente a 2,179 millones de dólares (mdd), y el anuncio llegó como una luz al final del túnel para la compañía que enfrenta un escándalo más en las últimas dos décadas.

El 20 de abril, la automotriz japonesa Mitsubishi admitió que se falsearon pruebas de eficiencia de combustible en varios de sus modelos, resultando en 620,000 modelos vendidos en Japón afectados.

Las dos empresas niponas comercializan sus productos en el mercado europeo, y ante su fusión se prevé que causará el solapamiento de determinadas actividades.

PUBLICIDAD

No obstante, la CE considera que su efecto será limitado y que el sector seguirá beneficiándose de otros fuertes competidores.

 

Siguientes artículos

Lenovo está en pláticas para la adquisición de Fujitsu
Por

Si las negociaciones se concretan, la empresa china podrá tomar una posición accionaria mayoritaria de la japonesa.