Las autoridades están reforzando la regulación para evitar que este tipo de vehículos lleguen a manos del crimen.

 

Las organizaciones criminales, tanto locales como transnacionales, cuentan con una gran cantidad de recursos económicos para la adquisición de armamento, propiedades, vehículos blindados y otro tipo de bienes que son utilizados para la realización de sus múltiples actividades ilícitas, superando muchos de esos recursos en ocasiones a los utilizados por  las distintas autoridades de la región latinoamericana para combatirlos.

Tratándose de los autos blindados, este tipo de unidades es utilizado tanto por los propios ciudadanos que pueden acceder a ellos económicamente —como una medida de protección ante actos delictivos—, las autoridades en su combate contra la delincuencia,  así como por los propios delincuentes, a fin de repeler dicho combate conducido por las fuerzas del orden.

PUBLICIDAD

Para la Asociación Mexicana de Blindadores de Automotores, A.C. (AMBA): “En México el blindaje inicia en 1973, como un aditamento táctico para las patrullas de la policía. Pero es hasta 1995 cuando se comienza a blindar vehículos particulares. En países como México, Colombia, Perú y Brasil los blindajes son en su gran mayoría para el uso local. Brasil y México son los países que blindan el mayor número de unidades por año a nivel mundial y se trata de una industria nueva con menos de 10 años, seguimos por Colombia donde esta industria inició hace 20 años.”

El presidente de la AMBA manifestó recientemente en declaraciones a la prensa que: “si bien no es un secreto que la delincuencia organizada utiliza automotores blindados, éstos no representan más del uno por ciento del parque de vehículos blindados del país; se trata de unidades que casi siempre son reforzadas por entre una decena y una docena de compañías ilegales… Una de las estrategias para cerrarle el paso a la delincuencia es acotar la compra y uso de vehículos blindados, por lo cual se reforzará la utilización de hologramas que constaten la procedencia de las unidades nuevas, a la vez que se perfeccionará y ratificará el esquema de padrón vehicular”.

En México la Ley Federal para la Prevención e Identificación de Operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita (Ley Antilavado) establece la obligación a partir del 1 de septiembre de 2013 de identificar a sus clientes a la actividad relacionada con la prestación habitual o profesional de servicios de blindaje de vehículos terrestres, nuevos o usados, así como de bienes inmuebles, por una cantidad igual o superior al equivalente a dos mil cuatrocientas diez veces el salario mínimo vigente en el Distrito Federal (156,000.00 pesos mexicanos aproximadamente).

También estos servicios de blindaje deberán solicitar su alta y registro ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), a partir del 01 de octubre de 2013, y en caso de ser persona moral, deberá designarse un representante para el cumplimiento, en términos del artículo 20 de la Ley.

Asimismo serán objeto de aviso ante la Unidad de Inteligencia Financiera a través del SAT  las actividades anteriores, cuando el monto del acto u operación sea igual o superior al equivalente a cuatro mil ochocientas quince veces el salario mínimo vigente en el Distrito Federal (312,000.00 pesos mexicanos aproximadamente), en caso de no llevar ningún acto u operación que sea objeto de aviso durante el mes que corresponda, deberán de remitir un informe señalando que en el periodo correspondiente no se realizaron actos u operaciones objeto del mencionado aviso.

Otro control que sobre este tema establece la Ley Antilavado es la prohibición de liquidar o pagar así como aceptar la liquidación o el pago, de la prestación de los servicios de blindaje aquí mencionados mediante el uso de monedas y billetes, en moneda nacional o divisas y metales preciosos por un valor igual o superior al equivalente a tres mil doscientas diez veces el salario mínimo vigente en el Distrito federal, al día que se realice el pago o se cumpla la obligación (208,000.00 pesos mexicanos aproximadamente).

Esopo, famoso escritor de fábulas dijo: “La insignificancia es siempre una garantía de seguridad”. ¿Está usted de acuerdo, estimado lector?

Contacto:
www.garciagibson-consultores.com
[email protected]
@garciagibson

 

Siguientes artículos

Yahoo atrae anunciantes, pero ¿conseguirá dólares?
Por

Marissa Mayer, CEO de la firma ha captado la atención de agencias publicitarias, sin embargo analistas aseguran que el v...