Reuters.- Los automóviles eléctricos están listos para llegar en masa a los salones europeos del sector después de años de lanzamientos de vehículos conceptuales y miles de millones de inversión de los fabricantes de automóviles y los proveedores.

Ahora viene la parte difícil: venderlos con beneficio.

Los modelos con baterías que se estrenaron esta semana en la feria del automóvil de París esta, desde el DS3 Crossback del grupo PSA hasta el EQC de Mercedes, erosionarán la rentabilidad de sus empresas en el intento por ser rentables, reconocen gran parte de los directivos.

Sin embargo, hay una creciente preocupación porque el impacto sea peor ante las reticencias entre los consumidores a pagar más por los vehículos eléctricos, lo que obliga a los fabricantes a venderlos con una pérdida mayor para cumplir con los objetivos de emisiones.

PUBLICIDAD

“Lo que todos deben comprender es que la movilidad limpia es como los alimentos orgánicos: es más cara”, dijo Carlos Tavares, presidente ejecutivo de Peugeot, Citroën y PSA, fabricante de Opel.

El 25 de septiembre llegó una “primera señal de alarma”, según la definió Tavares en una entrevista en la radio, al advertir BMW de que sus beneficios serían inferiores a lo previsto inicialmente, en parte debido a los costos de electrificación y a las estrictas normas de emisiones.

“O aceptamos pagar más por la movilidad limpia, o ponemos en peligro a la industria automovilística europea”, dijo Tavares.

El Parlamento Europeo respaldó el miércoles el objetivo de reducir las emisiones de dióxido de carbono de autos y furgonetas en un 40% para 2030, en una votación que sentará las bases para una batalla con los gobiernos nacionales.

 

A precio de gasolina

Después de haber disminuido durante una década, las emisiones de dióxido de carbono de los vehículos nuevos están aumentando nuevamente a medida que los consumidores pasan de autos normales a todoterreno, y del diésel a los motores de gasolina. Los diésel emiten más óxidos de nitrógeno y partículas, pero menos CO2.

Los primeros indicios sugieren que los precios de los autos eléctricos pueden bajar más rápido que los costos de producción, al ajustarse las automotrices al estancamiento en el progreso en materia de emisiones y al débil apetito de los consumidores. Este intento de hacer que despeguen los vehículos con baterías con precios más atractivos se traducirá en números negativos.

Volkswagen ha dicho que la berlina ID, que supondrá el lanzamiento eléctrico de la marca el 2019, tendrá un precio similar a las versiones convencionales del Golf.

“VW está a punto de lanzar una serie de vehículos eléctricos al mismo precio que los de gasolina y, por lo tanto, con pérdidas”, dijo Laurent Petizon, director general de la consultora AlixPartners.

“Nuestra interpretación es que las multas de 2021 ya se han tenido en cuenta en su estrategia de ventas”, argumentó. “En lugar de pagar multas, prefieren perder dinero en vehículos y poner en marcha el mercado”.

Volkswagen se negó a discutir los precios. “Queremos que nuestros autos eléctricos sean una alternativa real a un Golf Diesel razonablemente equipado”, dijo un portavoz. Volkswagen y la matriz de Mercedes, Daimler, que entre los dos han anunciado 30,000 millones de euros en inversiones en electrificación, advirtieron el mes pasado que no sería suficiente.

Estas empresas alemanas y otros fabricantes de automóviles tienen también el mandato de vender más vehículos eléctricos en China y un grupo de estados de Estados Unidos liderados por California. Para los próximos tres años ya hay programados más de 200 lanzamientos de modelos eléctricos e híbridos.

 

Siguientes artículos

Cerveza y mariguana crecen el negocio de Constellation Brands
Por

En agosto, Constellation Brands invirtió 4,000 mdd en Canopy Growth Corporation, aumentando su participación a 38%.