Notimex.- Las comisiones Unidas de Educación y de Puntos Constitucionales de la Cámara de Diputados avalaron en lo general y lo particular el dictamen de reformas en materia educativa por la que se abroga la reforma aprobada en el sexenio de Enrique Peña Nieto.

De acuerdo con el documento avalado con 48 votos a favor, nueve abstenciones y tres en contra, desaparecen las evaluaciones punitivas, en tanto que los derechos laborales se regirán por el Artículo 123 de la Constitucional Política, Apartado B.

En medio de bloqueos parciales de integrantes de la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación (CNTE) al Palacio Legislativo de San Lázaro, los legisladores agregaron dos artículos transitorios al documento y se establece que la admisión, promoción y reconocimiento se regirán por la Ley Reglamentaria del Sistema para la Carrera de los Maestros.

El documento avalado reivindica la rectoría del Estado en la educación; establece la obligatoriedad la educación superior, por lo que incluirá los recursos necesarios en los presupuestos federal, estatales y municipales.

Se abroga la Ley General del Servicio Profesional Docente, se derogan todas las disposiciones contenidas en las leyes secundarias y hasta en tanto el Congreso de la Unión expida la ley en materia del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros, queda suspendida cualquier evaluación; se respetarán los derechos adquiridos de los maestros.

Además, quedan sin efectos los actos referidos a la aplicación de la Ley General del Servicio Profesional Docente que afectaron la permanencia de los maestros en el servicio. También se abroga la Ley del Instituto Nacional para la Evaluación de la Educación (INEE) y el Congreso de la Unión deberá expedir la Ley General del Sistema para la Carrera de las Maestras y los Maestros a más tardar en un plazo de 120 días a partir de la publicación del decreto.

Se crea el Sistema Nacional de Mejora Continua de la Educación, que será coordinado por un organismo público descentralizado, con autonomía técnica, operativa, presupuestaria, de decisión y de gestión, con personalidad jurídica y patrimonio propios, no sectorizada.

El dictamen podría ser presentado en la sesión de este jueves en primera lectura. Mientras, los integrantes de la CNTE se mantienen en las inmediaciones de la Cámara de Diputados para evitar -dicen- un madruguete como en 2013.

La redacción de uno de los transitorios fue criticada por la oposición e incluso por morenistas ligados a la CNTE. El panista Felipe Macías Olvera consideró que queda ambiguo porque hay el riesgo de caer en el viejo régimen de corrupción en donde los líderes sindicales «decían a dónde iban las plazas».

Por ello se pronunció a favor de dejar claro que es por mérito y evaluación el ingreso y promoción de la carrera docente, y advirtió que no permitirán que se regrese al pasado, para que los dirigentes sindicales decidan quiénes pueden ser maestros y utilizarlos como «botín político».

A su vez, el diputado de Morena, Iran Santiago Manuel, exdirigente de la Sección 22 de la CNTE, en Oaxaca, planteó que ley debe determinar las características, los requisitos de los procesos de admisión, promoción, reconocimiento de los trabajadores de la educación.

También pidió que vaya a ley secundaria el funcionamiento y la integración del Sistema Nacional de Mejora Continua de la Educación.

La ley que emita el Congreso de la Unión determinará la naturaleza del organismo que tendrá a su cargo la coordinación de dicho sistema y establecerá las reglas para su organización y funcionamiento con apego a los principios de independencia, transparencia, objetividad, pertinencia, diversidad e inclusión.

La votación en contra fue de tres diputados de Morena: Iran Santiago, Azael Santiago y Idalia Reyes Miguel, ligados a la Coordinadora Nacional de Trabajadores de la Educación, mientras que las abstenciones correspondieron a cinco del Partido del Trabajo, tres de Morena y una de Acción Nacional.

Pese a que la bancada de Morena afirmó que con esta contrarreforma se abroga la reforma del sexenio pasado, la priista Cynthia López Castro dijo que el dictamen recupera el corazón de la reforma de Peña Nieto, declaración que de inmediato rechazó el PT, a pesar de su voto fue en abstención.

No obstante la legisladora federal alertó de riesgos en torno al cambio de concursos de oposición por procesos de selección, ya que representa una pérdida importante de claridad sobre la naturaleza de los mecanismos para ingreso, promoción y reconocimiento.

Teniendo como testigo de los trabajos a su coordinador, Mario Delgado, el morenista Javier Salinas Narváez defendió el dictamen y aseguró que se reinstalará a los maestros que fueron cesados a raíz de la reforma educativa de 2013.

En tanto que el petista José Luis Montaño afirmó que a su bancada le ofende que no se mencione a su partido en el tema de los trabajos para la reforma educativa, y anunció que «dará la batalla en las reservas».

Lee también:

Senado aprueba quitar fuero a presidente y legisladores

 

Siguientes artículos

AMLO ve sobrerrespuesta por carta a España: pedimos disculpa, no indemnización
Por

El mandatario López Obrador afirmó que el perdón busca la reconciliación entre países; '¿o es mucho pedir?', cuestionó....