La cinta llega hoy a México y Estados Unidos, pero fue estrenada la semana pasada en buena parte del mundo, donde superó los 200 mdd en taquilla e hizo enloquecer a los analistas de Wall Street.

 

Por Maggie McGrath

PUBLICIDAD

Las críticas pueden ser variadas y el proceso de creación casi lanza al escritor y director Joss Whedon al borde de una crisis, pero cuando se trata de la saga de superhéroes Avengers: Age of Ultron, una cosa es cierta: tiene la capacidad de ser un monstruo taquillero. La secuela de The Avengers, de 2012, se estrena hoy en Estados Unidos, pero los 201 millones de dólares (mdd) recaudados durante el fin de semana de su estreno en todo el mundo es un buen augurio del potencial de la película para romper la marca de 1,000 mdd en taquilla. Y para el propietario de Avengers, Disney, el estudio detrás de esa otra película de acción muy esperada (sí, Star Wars), los primeros resultados de taquilla son un buen comienzo para lo que los analistas de Wall Street dicen que podrían ser años de éxito financiero.

The Walt Disney Company fue objeto de varios análisis positivos la semana pasada luego del estreno internacional de Avengers: Citigroup elevó el precio objetivo de su acción desde 110 hasta 125 dólares, Guggenheim elevó la calificación de la empresa de neutral a comprar con un precio objetivo de 127 dólares, y Stifel reafirmó su recomendación de compra y un precio objetivo de 115.

Benjamin Mogil, analista  de Stifel, señaló que la secuela de Avengers hizo 28 mdd en Corea del Sur (106% más que la primera película en su primer fin de semana en la región), 27 millones en el Reino Unido (una mejora del 13% respecto a la primera película), 16 mdd en Rusia (un salto de 77%), 13 millones en Brasil (45% más), 12 millones en Francia (un alza de 9%) y 9 millones en Alemania (36% más). “Los números de Rusia y Brasil son particularmente fuertes dadas las devaluaciones monetarias que esos mercados han enfrentado en el último año”, dijo Mogil. En su opinión, lo mejor está por venir para la película de Marvel: “Teniendo en cuenta que 48% de sus salas internacionales se encuentra en China, donde aún no se ha estrenado, el promedio por sala es muy sólido y esperamos resultados similares para los estrenos en Norteamérica y China.”

Pero la Avengers de ensueño –la película cuenta con un reparto que incluye a Scarlett Johansson, Robert Downey Jr., Saumel L. Jackson, James Spader e Idris Elba, por nombrar a algunos– no es la única razón por la que Wall Street se muestra optimista sobre Disney. Michael Morris, analista de Guggenheim, dijo en una nota que cree que las ganancias en taquilla tanto por Avengers como por Star Wars (que se estrena en EU el 18 de diciembre) estará a la par de las ventas de productos de consumo para superar las estimaciones de ganancias en el año.

Guggenheim proyecta que Avengers reportará poco más de 1,500 mdd en taquilla mundial, mientras que Star Wars recaudará cerca de 2,000 millones. “Pero lo más importante”, añade Morris, “estamos seguros de que (estas películas) deben alimentar oportunidades futuras, como cine, televisión y videojuegos, parques recreativos y productos licenciados” que, a su vez, representan “oportunidades financieras para la empresa en los próximos años”.

Entre esas oportunidades, Morris predice un futuro despliegue de contenido televisivo de Marvel en Netflix (la primera temporada Agents of SHIELD de de Marvel fue estrenada en Netflix en noviembre), un despliegue de nuevos productos temáticos de Star Wars, así como atracciones adicionales de Star Wars en los parques y resorts de Disney.

Más allá de las franquicias Avengers y Star Wars, el crecimiento de los ingresos también podría derivar del estreno de Frozen 2 (la secuela de la película que ha hecho mucho por las ganancias de Disney) y un aumento en los derechos de retransmisión.

Vale la pena señalar que el optimismo sobre las perspectivas de Disney se da en medio de la cautela de los analistas frente al sector de los medios de comunicación en su conjunto, por lo menos para Guggenheim: Morris escribió que Guggenheim es cauteloso sobre la industria de las cadenas de medios y que la empresa ve riesgos estructurales, particularmente para las costosas cadenas deportivas que podrían verse afectadas por los intentos de “desagregación” como FiOS, la oferta personalizable de Verizon. Aunque Morris cree que “una mayoría significativa de los hogares seguirá consumiendo y pagando por contenidos televisivos de Disney”, él y su empresa están preocupados por el impacto potencialmente negativo del producto personalizado de Verizon, que permite a sus clientes elegir un paquete más pequeño de canales.

“El servicio propuesto, que da un paso hacia una distribución de contenidos a la carta –lo que permite a los consumidores elegir paquetes por género temático a un precio menor que la oferta de cable estándar– ha sido llamado “no autorizado” por los propietarios de contenido como Disney, 21st Century Fox y Comcast”, dijo Morris. De hecho, Disney está preocupado: ESPN presentó una demanda contra Verizon, sosteniendo que el paquete FiOS TV de la compañía es una violación del contrato.

 

Siguientes artículos

Presupuesto base cero 2016: contra la inercia del gasto de gobierno
Por

Si se siguiera la idea de hacer un presupuesto “base cero” sería un muy buen ejercicio para romper la inercia de gasto d...