A un día del fin de semana más barato del año, quienes planeamos formar parte el Buen Fin 2016 deberíamos estar completamente preparados para enfrentar los gastos que acompañan este evento.

Mucho se habla de la importante derrama económica que el Buen Fin representa para México, del crecimiento que ha tenido año con año desde su nacimiento, de la participación de los establecimientos y la cantidad de promociones que se liberarán durante estos cuatro días. Pero, ¿cómo saber si estás preparado para enfrentar el Buen Fin?

Con el objetivo de que aproveches al máximo esta iniciativa y “no te salga más caro el caldo que las albóndigas”, te presentamos tres preguntas que tienes que debes resolver para que el martes no te levantes con una “cruda financiera” difícil de curar:

  1. ¿Sabes lo que vas a comprar? Y la respuesta no es “ropa”, ni “cosas para la casa”, ni “a ver que encuentro”. La mejor forma de prevenir compras de impulso es haciendo una lista exacta de los productos que deseas adquirir, por ejemplo: un par de botas para la lluvia, una mesa de noche, una nueva lavadora o incluso los boletos de avión de mis próximas vacaciones. Recuerda que tu participación en el Buen Fin estará caracterizada por un bombardeo de productos y promociones, los cuales pueden hacer difícil que controles tus compras. Con esta lista evitarás adquirir productos de más, de menos, y puedes pasar tranquilamente al punto dos.
  2. ¿Sabes cuánto cuesta lo que necesitas? Teniendo tu lista clara, es momento de comparar. Aprovecha estos días para buscar el precio de los artículos en diferentes tiendas. Puedes completar tu investigación con información del sitio oficial de Buen Fin, páginas comparadoras de precios o ingresar a los informes de precios de la Profeco y el Inegi, y no olvides revisar los cambios en precios de acuerdo a diferentes formas de pago o si compras en línea. El objetivo de esta investigación es que tengas un registro del precio real de los productos para que puedas reconocer una buena promoción de un descuento de 10 centavos; y que sepas la cantidad de dinero que necesitas tener a la mano para subsidiar tu lista de deseos.
  3. ¿Sabes cuánto puedes gastar? Aquí es importante tener claro si planeas comprar en efectivo o a crédito.

Si piensas comprar en efectivo y tienes el dinero ahorrado no hay problema, tu capacidad de endeudamiento es todo dinero que no sacrifique tus gastos fijos y decidas invertir en el Buen Fin.

PUBLICIDAD

Si piensas adquirir tus productos a crédito es importante que hagas un análisis de tu situación:

Suma todos tus ingresos (sueldo fijo, bonos, aguinaldo si te lo adelantaron, etc.)

Resta todos tus gastos fijos (vivienda, salud, educación, transporte)

El restante es tu capacidad de endeudamiento.

Ojo, no olvides dedicar al menos 10% de este restante al ahorro para cualquier emergencia, y busca que tus deudas nunca superen el 30% de tus ingresos o estarás en una situación de sobreendeudamiento.

Al finalizar, asegúrate que las cuotas mensuales a las que te enfrentes (sumadas a las obligaciones que ya tienes) no superen tu capacidad de endeudamiento. Por ejemplo:

Si ganas $100 mensuales

Tus gastos fijos suman $70 mensuales (70%)

Y ahorras $10 mensuales (10%)

Tienes una capacidad de endeudamiento de $20 mensuales (20%)

Si no tienes ninguna otra deuda, podrías adquirir un celular de $120 a 12 meses sin intereses y aún tendrás un colchón de $10 mensuales para otros gastos.

Recuerda que la recomendación es nunca adquirir productos a un plazo mayor que su vida útil. Si pagas una camiseta a 36 meses sin intereses, es posible que dejes de usarla antes de terminar de pagarla, y la carga de los pagos se hace más pesada cuando ya no tienes el producto.

 

Por último, toma decisiones

Ya sabes lo que necesitas, lo que cuesta y cuánto puedes gastar. Recorta las opciones que no estén a tu alcance. Lo más importante de todo es mantener tus finanzas sanas de frente a épocas navideñas y a la famosa cuesta de enero. Sacrificar algunas cosas de tu lista hoy pueden significar un fuerte alivio los próximos meses que tengas que comprar regalos navideños, pagar colegiaturas, seguros, etc.

Si estos ejercicios te parecen muy básicos, te compartimos algunos datos para que tengas clara la importancia de realizarlos antes de que llegue el fin de semana:

De acuerdo a un estudio realizado por Resuelve tu Deuda:

  • 49% de las personas gastaron más de $5,000 en el Buen Fin 2015 y tienen un sueldo promedio de $12,000, es decir, su gasto en un fin de semana fue superior al 40% de su ingreso mensual.
  • 50% adquirió ropa y calzado (productos cuya vida útil puede ser de 12 meses) y 43% pagó con tarjetas de crédito o departamentales.
  • 19% de las personas que afirma que va a participar en el Buen Fin 2016 no tiene idea de cuánto gastar o de lo que quiere adquirir.

Aprovecha las promociones de manera responsable y disfruta del Buen Fin con la seguridad de que tus finanzas estarán sanas y salvas. Recuerda que estas fechas vienen acompañadas de muchos gastos y debemos cuidar nuestra economía para arrancar un 2017 en números verdes.

 

Contacto:

Twitter: @ResuelveTuDeuda

Facebook: Resuelve tu Deuda

Página web: Resuelve tu deuda

 

Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

Siguientes artículos

¿Cuál es el estado con más plantas automotrices?
Por

No es Puebla, ni tampoco Guanajuato. Chihuahua y el Estado de México lideran la industria pero este último destaca con...