El presidente francés, Francois Hollande, dijo que ninguna de las personas a bordo habría sobrevivido, mientras que el jefe de Lufthansa habló de un día negro para la aerolínea alemana.

 

Reuters

Un avión Airbus operado por la aerolínea alemana de bajo costo Germanwings, propiedad de Lufthansa, se estrelló el martes en una zona remota de los Alpes franceses y se teme la muerte de las 150 personas a bordo.

PUBLICIDAD

El presidente francés, Francois Hollande, dijo que ninguna de las personas a bordo habría sobrevivido, mientras que el jefe de Lufthansa habló de un día negro para la aerolínea alemana.

Germanwings confirmó que su vuelo 4U9525 de Barcelona a Düsseldorf se estrelló en los Alpes franceses, con 144 pasajeros y seis tripulantes a bordo.

Hollande señalo que las condiciones del accidente, que aún no han sido aclaradas, “nos llevan a pensar que no hay sobrevivientes”.

Funcionarios de aviación dijeron que el Airbus emitió una llamada de socorro a las 09:47 hora del Meridiano de Greenwich, unos 52 minutos después del despegue. El accidente ocurrió en una zona alpina nevada de difícil acceso para los servicios de rescate.

El presidente francés dijo que probablemente habría un número significativo de víctimas alemanas, mientras que la vicepresidenta del Gobierno español reveló que 45 pasajeros tenían apellidos españoles.

Este es el primer accidente de un gran avión de pasajeros en suelo francés desde el desastre del Concorde a las afueras de París en julio de 2000.

El A320 es un caballo de batalla para las flotas de aviación en todo el mundo. Son los aviones de pasajeros más usados a nivel global y tienen un buen historial de seguridad, aunque no sin manchas.

 

“Día negro”

El presidente ejecutivo de Lufthansa, Carsten Spohr, habló de un “día negro” para la aerolínea.

“Aún no sabemos qué le sucedió al vuelo 4U 9525. Mi más profunda solidaridad con las familias y amigos de nuestros pasajeros y tripulación”, dijo Lufthansa en Twitter, citando a Spohr.

“Si se confirman nuestros temores, este es un día negro para Lufthansa. Esperamos encontrar sobrevivientes”, agregó.

Un portavoz de la autoridad de aviación francesa DGAC dijo que el avión se estrelló cerca de la localidad de Barcelonnette, a unos 100 kilómetros al norte de Niza.

Investigadores de Francia y Alemania se dirigían al lugar del accidente en Meolans-Revel, una comunidad remota y escasamente poblada en las laderas de los Alpes franceses.

El ministro alemán de Transporte, Alexander Dobrindt, también viajará al lugar del accidente, dijo un portavoz del ministerio.

Airbus, por su parte, dijo estar al tanto de los informes del accidente.

“Estamos al tanto de los informes de los medios”, dijo Airbus en Twitter. “Todos los esfuerzos están ahora dirigidos hacia la evaluación de la situación. Vamos a proporcionar más información en cuanto esté disponible”, agregó.

Funcionarios del aeropuerto de Barcelona dijeron que el vuelo despegó a las 08:55 GMT. Los familiares de las personas a bordo del avión se reunían en una sala especialmente preparada en el lugar.

El avión estrellado A320 tenía 24 años de antigüedad y había operado en el grupo Lufthansa desde 1991, según la base de datos online airfleets.net.

 

Siguientes artículos

Luna de miel bancaria: no sin advertencias
Por

La 78 edición de la Convención Bancaria comenzó resaltando la solidez del sector, pero (como en toda luna de miel) al fi...