En los últimos 16 años, las muertes en México por cáncer entre las mujeres ha aumentado 31%. Por ello sirve que surjan iniciativas para ayudar en esta lucha y una de las instituciones que más tiempo lleva es Avon, el gigante del cuidado personal.

Ejemplos de esta muestra de responsabilidad social no faltan: desde la venta de su línea de productos rosas, la carrera Avon, etcétera, a recaudar fondos para contribuir a luchar contra ese mal. Además, este año Avon donó más de 8.7 millones de pesos a 14 fundaciones con 15 proyectos contra el cáncer en todo el país.

Desde hace 26 años a nivel global, y desde hace 24 en México, esta marca anima a las mujeres a la autoexploración y mediante donativos ayuda a cumplir la promesa Avon contra el cáncer de mama. Este proyecto se enfoca en cuatro ramas: tratamiento, prevención, reconstrucción y detección.

“Estoy muy contenta de poder ser parte de esta Compañía que busca el empoderamiento femenino y sobre todo, que lleva esta causa a otros niveles”, dice Magdalena Ferreira Lamas, vicepresidenta y gerente general del mercados del Norte de América Latina de Avon. La ejecutiva dice que la marca apoya 15 proyectos en beneficio de más de 29 mil mujeres y sus familias. “Hoy en día, muchas representantes se suman a esta lucha a través de la venta de Productos Rosa. Sin su apoyo esto no sería posible.”.

PUBLICIDAD

Avon permite a diversas instituciones participar en este proyecto mediante una inscripción tras la cual algunas son seleccionadas por el Comité de Responsabilidad Social de Avon México. Después, se evalúan los proyectos y se define a los ganadores de acuerdo a expertos externos de diversos campos como tecnología, medicina o sociología.

Este año Avon eligió 14 fundaciones como beneficiarias de una iniciativa, mismas que  llevaron a cabo 15 proyectos. Ocho provienen de Ciudad de México y las demás de Monterrey.

Una de las beneficiarias fue Fundación Salvati,  con su programa de prevención y tratamiento de linfedema en mujeres mastectomizadas de escasos recursos.

Fundación Salvati, nació en 2011 de la mano de Isabelle Aloi-Timeus Salvato, con el objetivo es ayudar a las mujeres que sufrieron un cáncer de mama. La idea es ayudarles con tratamiento e incluso a prevenir un linfedema.

Sus inicios no fueron fáciles pero gracias a la ayuda de diversos socios lograron poco a poco construir una familia cuyo objetivo es ayudar a vencer esta enfermedad así como prevenirla.

El pasado 6 de junio en las oficinas de esta fundación se produjo un encuentro que representa la esencia de Avon, y es que las mejores vendedoras de Productos Rosa, destinado únicamente a la lucha contra el cáncer, pudieron conocer de primera mano a donde va a el dinero que la marca cede a fundaciones y cual es su uso.

Además las vendedoras pudieron compartir y conocer los testimonios de mujeres que han sufrido cáncer, donde la conclusión que se sacó fue que el cáncer puede vivir con las mexicanas pero vivirá como ellas decidan.

Lee también: Las deportistas mexicanas fueron por el oro de Colombia

 

Siguientes artículos

La fuerza laboral femenina en Centroamérica
Por

En la región hay un alto número de personal femenino que ingresa al mercado laboral en puestos de baja productividad y c...