Apenas hace tres años, la compañía líder en recubri­mientos automotrices inició un proceso de reestructura­ción con el objetivo de enfo­carse en su principal segmento de negocios, la pintura líquida y en polvo, producida principalmente para la industria automotriz.

Axalta Coating Systems es la nueva imagen de lo que antaño fue la división de recubrimientos de Dupont. Hace tres años inició la reconversión, luego de que el fondo de capital privado de origen estadounidense, Gru­po Carlyle, desembolsara alrededor de 4,900 millones de dólares (mdd) para fortalecerse y hacerse de una participación accionaria de lo que sería la nueva imagen de Axalta.

El proceso de fortalecimiento financiero y desarrollo corporativo que proveyó Carlyle llegó a su fin el pasado mayo, cuando los accionistas de la fabricante de pinturas decidie­ron hacer una oferta pública por la participación que poseía el fondo de inversión y así recuperar más de 4.6 millones de acciones con un valor superior a 1,200 mdd.

Por lo general, un fondo de capi­tal privado invierte en una empresa con contratos de por lo menos seis años, para luego salir de la sociedad y vender su participación en turno; en el caso de Axalta, en menos de cuatro años la compañía de recubri­mientos automotrices logró recupe­rar su independencia antes del plazo acordado.

PUBLICIDAD

Axalta no ha perdido la esencia de sus orígenes, pues continúan cimentando su desarrollo en los más de 150 años de vida que tiene en el mercado. Con presencia en 130 naciones de Europa, Asia Pacífico, Medio Oriente y América, cuenta con más de 120,000 clientes, entre los que destacan las principales armadoras de automóviles como Ge­neral Motors, BMW, Mercedes Benz y Ford, entre otras. En lo que va del año, las acciones de Axalta han reportado un incremento de 7.4%.

Y aunque su comportamiento en el New York Stock Exchange (Nyse) ha sido errático, la fabricante de recubrimientos continúa liderando el segmento de repintado para autos, camiones y tractocamiones a nivel mundial. Hoy, 8 de cada 10 camiones y 6 de cada 10 autos son pintados con productos de Axalta.

La compañía está basada en la ciudad de Pennsylvania y reciente­mente Charles Shaver, CEO global de Axalta, estuvo de visita en nuestro país, en donde platicó con Forbes México. Enfundado en una playera tipo polo de color rojo, pantalón de mezclilla azul, zapatos tenis y una mirada apacible y sonrisa discreta, Charles Shaver toma asiento en uno de los sillones del salón del hotel en el que nos reunimos y comienza la conversación.

axalta

― ¿Bajo qué condiciones se dio la salida de Carlyle de la compañía?

― La participación de Carlyle fue al inicio del proceso de cambio de la marca Dupont a Axalta, esto fue durante el primer año, y su papel fue establecer la identidad de la nueva compañía y fortalecer el gobierno corporativo. Nos ayudó al proceso de independencia y a la consolidación del proyecto.

La salida de Carlyle es síntoma de la fortaleza financiera del nego­cio, lo cual puede verificarse en la hoja del balance de la compañía. El apoyo de apalancamiento del fondo permitió fortalecer el nicho de negocio y contribuyó para que diéramos el paso y nos convirtiéramos en una empresa pública.

En otras palabras, podemos asegurar que se cumplieron los objetivos planteados en el contra­to inicial (que en su momento fue acordado) entre Carlyle y Axalta, y aunque no se estableció un tiempo para la terminación de la relación de la sociedad entre ambos actores, podemos decir que los objetivos financieros se lograron de manera satisfactoria para el fondo dos años antes del tiempo estimado.

Para Axalta fue oportuna la salida de Carlyle en ese momento, eso ayudó a consolidar nuestra presen­cia a nivel global como una empre­sa que podía caminar de manera independiente.

De esta manera, la compañía tie­ne un portafolio amplio de accionis­tas y en este momento nuestro socio mayoritario es Warren Buffett, quien tiene 9.9% de participación, pero sin contar con un asiento en el consejo de administración.

También puedes leer: México le ‘pinta’ buen futuro a Axalta después de DuPont

― ¿Mencionaba a China como uno de los focos de atención, ¿qué es lo que le preocupa a Axalta de este país?

― Es motor de la economía mundial, y tener a una China creciendo a me­nor ritmo obliga a las otras regiones del mundo como Europa, Norte­américa, Asia y Latinoamérica, a buscar nuevos modos de crecimien­to para minimizar el impacto de la desaceleración de la economía del gigante asiático.

China es la historia de dos economías, en donde si me permites la analogía con los proveedores de la industria automotriz, tienes una economía Tier 1 (primer nivel de proveedores) y Tier 2 que crecen a un ritmo constante, y una Tier 3 que es la parte rural y alejada de las grandes ciudades, que crece en for­ma dispar a los centros industriales o centros de negocios de las grandes metrópolis.

Sin embargo, en el futuro, el cre­cimiento económico de ese país se hará más homogéneo y ello signifi­cará un reto para los países de otras regiones, al tener que dejar de ver a China como un destino para sus exportaciones. Esto reconfigurará el mapa del comercio mundial.

También puedes leer: Axalta anuncia inversión por 10.5 mdd en México

― ¿Qué regiones ve Axalta con mayor po­tencial de crecimiento a nivel global?

― A manera de ejemplo, podemos mencionar que la India se encuentra en este momento en un proceso hacia la estabilización política; esto le permitirá tener crecimientos para el futuro cercanos a dos dígitos y quizás por arriba de ese rango, pero la sofistificación de su economía no alcanzará todavía el nivel de la de China, por ejemplo.

En el caso de Norteamérica, el bloque del TLCAN que conforman Canadá, Estados Unidos y México, mantiene un gran potencial de cre­cimiento de sus economías, tanto de manera individual como en bloque. Esto es de gran interés para Axalta, porque representa un mercado natural para la empresa.

Latinoamérica es un mercado importante para la compañía, repre­senta el 12% de los ingresos globales de Axalta. En general, la región observa un desarrollo interesante, y salvo Brasil y Venezuela, el resto de la región mantiene un crecimiento sano, en donde destacan México y Centroamérica.

Pero el factor que determinará el proceso de crecimiento a nivel glo­bal serán los grandes proyectos de energía, es decir, las regiones en las que se desarrolle el potencial ener­gético serán las que se consoliden como las ganadoras del desarrollo económico mundial del futuro, esto determinará el nivel de crecimiento y desarrollo de las regiones a las que pertenezcan esos actores.

 

― ¿Qué oportunidades de crecimiento ven para Axalta en México?

― La expansión del sector automotriz en México es importante, el sector sigue consolidándose en el país; de hecho, se prevé en el mediano plazo un incremento del empleo en los ni­veles de proveeduría de la industria en los segmentos de Tier 1 y Tier 2, principalmente. Sin embargo, lo importante es la confianza que el país está dando a los inversionis­tas foráneos para que lleguen para hacer negocios en México.

Con la apertura energética de México, consideramos que la llega­da de nuevos jugadores nos da una oportunidad para colocar nuestros productos en líquidos y en polvo; veremos la llegada de grandes empresas de la industria química, por ejemplo, a quienes estaremos proveyendo de recubrimientos para la infraestructura que va desde las tuberías, ductos, tanques de almace­namiento y tanques de transporte, hasta los mismos tractocamiones.

Estamos invirtiendo en nuestro crecimiento orgánico, que se enfoca en la expansión de infraestructura, y en la parte inorgánica con algunas adquisiciones que hemos hecho en las regiones en que tenemos presencia.

En los últimos 12 meses reali­zamos seis adquisiciones a nivel mundial, localizadas en China, Norteamérica, Europa y Latinoamé­rica, todas enfocadas en el segmento de recubrimiento industrial; consi­deramos que la adquisición de esas empresas nos aportará alrededor de 200 mdd de ventas anuales.

En el caso particular de México, recientemente realizamos una in­versión de 10.5 mdd para la expan­sión de nuestra planta de resinas en donde fabricaremos pintura electro­forética. En Argentina se construyó una nueva planta de producción que requirió 15 mdd para su edificación, en donde se producirán recubri­mientos para equipos originales (OEM, por sus siglas en inglés).

 

― ¿Qué tecnologías nuevas están implementando para el segmento de recubrimientos?

― Nos encontramos desarrollando en este momento una tecnología orgá­nica para pinturas y eso nos pone a la vanguardia en el mercado de recubrimientos a nivel global.

Estamos invirtiendo 170 mdd anuales en investigación y desa­rrollo y en soporte de procesos, tenemos 1,200 personas enfocadas para ese fin, quienes trabajan para la generación de productos para autos ligeros y servicios de repintado. Es­tamos buscando mercados adyacen­tes al mercado tradicional, enfocán­donos a los sectores de petróleo y gas, línea blanca y recubrimientos para energías eólicas.

También puedes leer: México le ‘pinta’ buen futuro a Axalta después de DuPont

― ¿Qué tan difícil ha sido lidiar con un mer­cado tan volátil en los petroprecios?

― En los últimos cinco años, con la escalada de los precios del petróleo, tuvimos necesidad de pasar esos costos al consumidor. Con precios más bajos se genera una dinámica distinta en donde la competencia se centra en los costos de la proveedu­ría de insumos.

 

― ¿Un precio bajo prolongado del petróleo es una ventaja o una desventaja para Axalta?

― Un precio por barril de petróleo de entre 40 o 50 dólares, consideramos que es bajo, y la consecuencia de esto es la reducción de los esfuerzos de conservación, es decir, de man­tener inventarios; el efecto de largo plazo en un escenario de este tipo, al que debe sumarse una baja inver­sión en esa industria, podría generar un rebote abrupto de precios, lo cual tampoco es bueno. Por ello, mantener un precio bajo por mucho tiempo, no es sano. Que muchas em­presa estén dejando de invertir en ese sector no es un síntoma bueno para la economía mundial.

En mi opinión, un precio de en­tre 70 y 75 dólares el barril sería el idóneo, sin embargo en los últimos seis meses no se ha vislumbrando la posibilidad de una recuperación sostenida del precios del petró­leo; situación que algunos países como Irán están cubriendo con incrementos de producción. Un escenario positivo podría ser que al primer trimestre de 2017 los precios del crudo alcanzaran el nivel que consideramos óptimo (para el pro­ductor y para los consumidores).

Sin duda, las proyecciones de producción que generó el fracking fue el factor principal que impac­tó los precios internacionales del petróleo, pero no sólo al crudo, también influyeron los precios del gas natural y otros derivados ener­géticos que hoy viven una constan­te volatilidad.

 

― ¿Qué planes hay para Axalta en los próximos meses?

― Durante los siguientes 24 meses seguiremos haciendo adquisiciones, nos concentraremos en mantener los niveles proyectados para nuestro crecimiento, que es de 6% a nivel global.

También trabajamos en el desa­rrollo de nuevas tecnologías con el objetivo de transferirlas a nuestras diferentes gamas de recubrimien­tos, somos los número uno a nivel mundial en el segmento de repintado para autos pequeños y transporte ligero, y somos los segundos para autobuses y tractocamiones.

 

― ¿Qué perspectiva de crecimiento tiene Axalta luego del pronóstico de menor crecimiento anunciado por el FMI para este año?

― Contamos con un plan estratégico de resultados para los siguientes cinco años, tiempo en el que espe­ramos crecer entre 5 y 7 % anual de manera orgánica, y sumadas las adquisiciones que hemos realizado y consideramos realizar, proyec­tamos un crecimiento que puede estar entre 7 y 8%.

Pero en caso de que la economía global siga a la baja en los siguien­tes meses, aun así, nuestras expectativas de crecimiento estarían un punto porcentual por debajo de nuestra meta original.

 

Siguientes artículos

Facebook lanza “Marketplace” para que compres y vendas artículos en su plataforma
Por

Con este servicio la plataforma permitirá que la gente compre y venda artículos en su región. Será estrenado en EU, Rein...