Por segunda semana consecutiva, el Departamento de Trabajo reportó un descenso en los apoyos en 2,000, a una cifra desestacionalizada de 326,000.

 

Reuters

WASHINGTON  – El número de estadounidenses que presentaron nuevas solicitudes de subsidios por desempleo cayó por segunda semana consecutiva la semana pasada, lo que sugiere que una fuerte desaceleración en el aumento del empleo en diciembre probablemente fue sólo temporal.

PUBLICIDAD

Los pedidos iniciales de beneficios estatales por desempleo bajaron en 2,000, a una cifra desestacionalizada de 326,000, dijo el Departamento del Trabajo.

El dato de la semana anterior fue revisado para mostrar 2.000 pedidos menos a lo informado previamente.

Economistas consultados por Reuters pronosticaban que las solicitudes iniciales de beneficios por desempleo caerían a 328.000 en la semana que terminó el 11 de enero.

El promedio móvil de cuatro semanas para nuevas solicitudes cayó en 13,500, a 335,000.

El crecimiento del empleo se desaceleró con fuerza en diciembre, cuando los empleadores agregaron sólo 74,000 nuevos puestos de trabajo a sus nóminas.

Las nóminas no agrícolas habían subido en 241,000 en noviembre y el retroceso del mes pasado fue atribuido al clima frío.

El informe de solicitudes mostró que el número de personas que aún recibe beneficios bajo programas estatales regulares después de una semana inicial de ayuda subió en 174,000, a 3.03 millones, en la semana que terminó el 4 de enero, la mayor cifra desde julio del 2013.

Un total de 4.70 millones de personas recibían beneficios bajo todos los programas en la semana que terminó el 28 de diciembre. Los beneficios para cerca de 1.3 millones de estadounidenses desempleados por largo tiempo expiraron la semana pasada.

 

Siguientes artículos

Desigualdad creciente, el mayor riesgo de 2014: WEF
Por

Otros riesgos probables son: episodios meteorológicos extremos, desempleo y subempleo, cambio climático y ataques cibern...