Por César Martínez Aznárez

Esta historia fue publicada en la edición impresa de mayo de 2018 de Forbes México.

Jean Paul Broc Haro es el director general, desde hace 15 años, de Empresas Cablevisión, la subsidiaria de Grupo Televisa. Fue designado por primera vez en abril de 2003, pero su trayectoria tiene una característica poco común: en algún punto de este largo periodo, en una ocasión fue reemplazado y vuelto a nombrar meses después.

Hace algo más de cinco años, en marzo de 2013, fue sustituido por Carlos Álvarez en la dirección general de Cablevisión, y pasó a ocupar la vicepresidencia ejecutiva de Operaciones en la división de Cable y Telecomunicaciones de la matriz Televisa.

PUBLICIDAD

Siete meses después, en octubre de ese año, regresó a la dirección general de Cablevisión. Televisa no explicó en el escueto comunicado que envió a la Bolsa Mexicana de Valores (BMV) la razón del regreso de Broc Haro.

En el tiempo en que el directivo estuvo en la división de Cable y Telecomunicaciones, quedó a las órdenes de Adolfo Lagos Espinoza, a quien Televisa acababa de contratar como vicepresidente ejecutivo de Telecomunicaciones, para liderar el proceso de convergencia hacia el triple play (Lagos Espinoza murió en noviembre pasado, víctima de un disparo de bala).

Según consignaron varios medios en aquel momento, Televisa explicó que, en esos siete meses, Broc había ayudado a diseñar un nuevo esquema operativo y de organización para todas las empresas de telecomunicaciones del grupo.

Además de la satelital Sky, Televisa controla cinco cableras: Cablevisión, Cablemás, TVI, Cablecom y Telecable, un bloque creado para ofrecer servicios de triple play (tv de paga, acceso a internet y telefonía fija).

 

En el comunicado de Televisa que informó a la BMV sobre la muerte de Adolfo Lagos, dice que su cargo era director general de la división de Telecomunicaciones vía Cable. Los medios solían citarlo como director general de Izzi, la marca adoptada desde noviembre de 2014 y que usan las cinco cableras para todos sus servicios.

En este sentido, sería extraño que no estuvieran coordinadas matriz y subsidiaria. Sin embargo, son órganos diferentes: las instancias de dirección de Cablevisión, por un lado, y la división de Televisa, por otro, que abarca las cinco cableras, incluida la de Broc.

¿Dónde se toman las grandes decisiones de política comercial y de reestructura de negocios de Cablevisión: en Televisa o en Cablevisión? Es muy probable que en Televisa.

¿De quién es la responsabilidad de los resultados financieros? Seguramente es una responsabilidad compartida, porque las políticas de largo plazo normalmente se adoptan en la matriz, pero la conducción del barco está a cargo del ceo de la subsidiaria, de Cablevisión en este caso. De manera que, para la evaluación realizada en estas páginas, el responsable es Jean Paul Broc.

Evaluar los resultados obtenidos por el CEO tiene un significado especial, porque Cablevisión puede ser una pieza clave en los planes mayores del grupo de medios presidido por Emilio Azcárraga Jean.

El de la integración de las telecomunicaciones es un plan crucial para el futuro de Televisa, y Cablevisión es su operadora en la fundamental región metropolitana de la Ciudad de México.

Evaluado con la rentabilidad del capital invertido (Roic) en Cablevisión, el resultado le es favorable a Broc: 7.3% promedio en los últimos tres años, frente a 4.8% en el promedio mundial, y sólo superado por dos de las 10 empresas más grandes del mundo en el sector, Sirius XM y Comcast, según cálculos elaborados con datos de S&P Capital IQ.

Te puede interesar: Telefónicas y cableras van juntas contra Slim

Te puede interesar: Televisa ve la posibilidad de dividir alguna de sus subsidiarias

Sin embargo, también debe considerarse que las empresas de Televisa tienen una ventaja no atribuible a méritos de gestión: poseen, en conjunto, 60.6% del mercado de televisión de paga (datos al mes de junio de 2017).

Televisa mantiene intacta su capacidad de influencia en México. El Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) la había declarado empresa con poder sustancial en 2017, y debía imponerle medidas correctivas para impedir, por ejemplo, que impusiera precios, pero la empresa se amparó y la Suprema Corte de Justicia falló a su favor. Las consecuencias derivadas de ese poder monopólico son nocivas para los clientes.

Favorable operación

Por cada 100 dólares que Cablevisión recibe de ingresos, tiene utilidades operativas de 15 dólares, (datos de 2017), un resultado positivo, comparado con el promedio de 114 empresas que proveen servicios de televisión restringida en el mundo, que muestra una pérdida operativa de 0.3% de los ingresos.

El resultado operativo de la empresa mexicana es similar al promedio del top ten del sector, e individualmente es mejor que la mitad de esos 10 líderes globales.

Por ejemplo, Videocon d2h, la proveedora de televisión al hogar más grande de la India, tuvo utilidades operativas de 10 dólares por cada 100 vendidos.

Eficiencia en activos

Según la rotación de activos totales, Broc posee una eficiencia superior a la de nueve de los 10 líderes mundiales en el uso de sus activos para generar ingresos.

Por cada dólar que posee Cablevisión en activos, vende servicios por 60 centavos, mientras que la media global es vender 40, al igual que el promedio del top ten. La holandesa Altice, la más grande de Europa, vende 30 centavos, la mitad que la empresa mexicana.

 

Baja productividad

Sin embargo, la productividad de Cablevisión es muy baja, medida con el factor trabajo. Broc Haro vende 78,000 dólares al año por cada persona empleada.

La panameña Cable Onda es una referencia útil, dado que las empresas latinoamericanas están rezagadas en este indicador en relación con los países desarrollados, donde los salarios son mayores.

Cable Onda, por ejemplo, vende más del doble que Cablevisión por cada persona ocupada: 172,000 dólares al año. El promedio del top ten es de 654,000 dólares.

Al cobijo de televisa

Empresas Cablevisión tiene un bajo nivel de endeudamiento, lo que le permite tener una solvencia muy sólida. La generación de flujo operativo de caja medida con el Ebitda permitiría pagar la deuda financiera en tan sólo seis meses.

La estadounidense Charter Communications tardaría cuatro años y medio en liquidar su deuda, mientras que el promedio mundial es de tres años.

Bajo el ala del poderoso conglomerado de medios Televisa, Broc avanza en integrar servicios de telecomunicación; en tres años, las unidades generadoras de ingresos crecieron 42% y, al cierre de 2017, llegaron a casi 3 millones.

De todos modos, su éxito, desarrollo e integración, tarde o temprano enfrentará dos escollos mayores: en algún momento, un órgano regulador le pondrá coto a su poder monopólico, porque, de lo contrario, la economía de mercado mexicana perderá credibilidad en el concierto global; y, en algún momento, enfrentará la competencia de Carlos Slim, porque, según los expertos, sólo es cuestión de tiempo para que éste reciba autorización para operar en los mercados de televisión.

Te puede interesar: IFT multa a cableras con más de 100 mdp por no retransmitir Once Niños

 

 

Siguientes artículos

El hombre que reinventó la tarima y se hizo millonario en el proceso
Por

La tarima Lightning está hecha de madera, pero está encapsulada con un recubrimiento de polímero que la hace duradera y...