Notimex.- El acuerdo preliminar entre México y Estados Unidos en torno al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) reduce la incertidumbre sobre las negociaciones y revitalizará la inversión en territorio mexicano, apuntó Merrill Lynch.

En un análisis rechazó que los cambios negociados, que incluyen aumento de contenido regional en el sector automotriz -y que al menos 40 por ciento de estos productos sean fabricados por trabajadores que ganan al menos 16 dólares por hora-, afectarán la balanza comercial México-Estados Unidos.

“Es poco probable que los cambios en el nuevo acuerdo con respecto al TLCAN tengan un impacto significativo en la balanza comercial o en el empleo manufacturero de Estados Unidos y México”, precisó el banco.

Añadió sin embargo que los cambios podrían tener un impacto positivo en la productividad debido a la modernización de muchos capítulos, a pesar de la posible reducción de la competitividad a consecuencia de un mayor proteccionismo en el sector automotriz.

PUBLICIDAD

Según las autoridades mexicanas, el 70 por ciento de los autos producidos en la región ya satisfacen los nuevos requisitos. Para los demás, se otorgará un período de dos años para cumplir, durante el cual gozarán de las tarifas más favorables para ingresar al mercado de Estados Unidos.

 

Siguientes artículos

canada
Canadá regresa a las conversaciones para mantenerse en el TLCAN
Por

Funcionarios estadounidenses expresaron optimismo de que se pueda llegar a un acuerdo esta semana.