Se espera que el uso de la banca móvil tenga un crecimiento anual del 65% hasta 2015 en América Latina.

 

 

Somos testigos del avance constante de la tecnología, sobre todo de su implementación en diversas industrias, favoreciendo el progreso de la economía. Con la tendencia de movilidad adoptada por gran parte de la población mexicana (84% de los mexicanos cuenta con algún dispositivo móvil: IAB México), las empresas han comenzado a migrar sus plataformas hacia este nuevo canal logrando posicionar su servicio en la población y con esto, el sector financiero no piensa quedarse atrás.

PUBLICIDAD

La tecnología móvil ofrece una oportunidad de desarrollo para la banca, ya que de acuerdo con la Alianza para la Inclusión Financiera, los teléfonos móviles pueden ser utilizados como mecanismos de inclusión financiera, ya sea como canal de suministro de servicios financieros electrónicos, de manera paralela con otros canales (como cajeros automáticos o corresponsales) o como instrumento de pago que permite la transmisión de instrucciones de pago entre cuentas o monederos electrónicos.

Un análisis del Centro de Servicios Financieros de Deloitte, estima que dentro de los próximos años, la banca móvil será una necesidad más que una elección y probablemente se convierta en un componente integral de la estrategia comercial de los bancos; de hecho se espera que el uso de la banca móvil tan solo en América Latina tenga un crecimiento anual del 65% hasta 2015, de acuerdo con un informe realizado por Pyramid Research.

Este panorama se puede entender más a fondo al analizar los beneficios que ofrece a la industria; de acuerdo con el estudio “El futuro de la banca móvil en América Latina” elaborada por la firma Deloitte, las tres principales ventajas que brinda la banca móvil son:

a)Mayores ingresos: Ofrece oportunidades adicionales para incrementar las ventas, aprovechando los datos y hábitos del cliente

b)Ahorro de costos: Los costos de transacción disminuyen debido al aumento de los volúmenes de transacción

c)Mejor experiencia al cliente: Al tener una interacción más personal por medio de un dispositivo móvil, existe un mayor conocimiento por parte del cliente acerca del servicio y por consecuente una mayor satisfacción.

Así mismo, hay casos en otros países que nos muestran el éxito de la inclusión de este sistema; por ejemplo en Kenia, M-pesa, un producto de banca móvil ofrecido por la empresa Safaricom permite guardar dinero, retirar efectivo, realizar pagos mediante SMS y comprar tiempo aire; tan sólo en dos años  casi el 40% de la población adulta de Kenia; y en cuatro años, dos tercios de los hogares utilizaron el servicio.

Es importante que las empresas pertenecientes al sector financiero estén alerta de las oportunidades que ofrecen las innovaciones tecnológicas, a fin de fomentar un sistema de bancarización online y por lo tanto que diversas industrias puedan ser las beneficiadas y ofrecer alternativas de pago; lo que sin duda se verá relejado en la economía de nuestro país.

 

 

Contacto:

 

Facebook: MercadoLibre.com

Twitter: @mercadopago

 

 

*Las opiniones expresadas son sólo responsabilidad de sus autores y son completamente independientes de la postura y la línea editorial de Forbes México.

 

 

Siguientes artículos

Los riesgos de una reforma incompleta
Por

Debido a la enorme desconfianza mexicana, las reglas para la reforma energética —y para todas las reformas aprobadas el...