Luego de que el BoE revisara su pronóstico de crecimiento indicó que el incremento de las tasas podría realizarse para el primer trimestre del próximo año, pese a que el desempleo se ubica en 7.1%.

 

Reuters

LONDRES  – El Banco de Inglaterra estimó que podría elevar las tasas de interés en poco más de un año, luego de revisar sus pronósticos para el crecimiento económico de los próximos tres años.

PUBLICIDAD

En una actualización trimestral de sus previsiones económicas, el banco central de Inglaterra (BoE, por su sigla en inglés) dijo que alzas de las tasas de interés en línea con las actuales expectativas del mercado parecen ser consistentes con la mantención de la inflación cerca de su meta del 2%.

El BoE afirmó que los mercados han contemplado un primer incremento de las tasas para el segundo trimestre del 2015. Remarcó, además, que las alzas de las tasas de interés serán graduales y que el máximo nivel de las tasas británicas probablemente se ubiquen bastante por debajo del promedio del 5% existente antes de la crisis financiera.

“Pese a la fuerte caída del desempleo, aún hay espacio para absorber más capacidad ociosa antes de elevar la tasa bancaria”, afirmó el BoE.

El BoE ha sido forzado a declarar cuándo y cómo pretende elevar las tasas debido a la baja inesperadamente aguda del desempleo desde que el gobernador del banco central, Mark Carney, emitió su primera orientación futura en agosto del 2013.

Poco después de llegar procedente desde su país de origen, Canadá, Carney convenció a los otros ocho consejeros del BoE para emitir la promesa sin precedentes de mantener las tasas sin cambios hasta que el desempleo cayera a un 7%. El banco dijo que eso tardaría tres años.

Pero apenas seis meses después, el desempleo alcanza un 7.1% y el BoE estima que alcanzó un 7% en los tres meses hasta enero y que se reducirá aún más, a un 6.5%, a comienzos del 2015.

La economía de Gran Bretaña ha crecido a una tasa anualizada de un 3% desde agosto.

El BoE revisó al alza su pronóstico de crecimiento para el 2014 a un 3.4% desde un 2.8%.

La inflación, en tanto, ha caído rápidamente a su meta del 2% y el BoE indicó que prevé que se reduzca aún más a un 1.7% en marzo, para luego oscilar en torno al 2% en los próximos dos años.

La declaración de orientación del miércoles sigue de cerca comunicados previos del BoE sobre el panorama para la política monetaria y no ata la política a un rango específico de indicadores económicos, como esperaban algunos analistas.

 

 

Siguientes artículos

Si Escocia se independiza, perderá la libra
Por

El Partido Nacional Escocés quiere mantener la libra si el 18 de septiembre gana el “Sí”, pero el Reino Unid...