Confía en que la certidumbre de los mercados brinde apoyo a la recuperación económica del país.

 

Reuters

LONDRES – El Banco de Inglaterra advirtió a los inversionistas el jueves que estaban apresurándose demasiado al integrar en los precios un alza en la tasa de interés, mientras que el nuevo gobernador Mark Carney comenzaba a desplegar una estrategia de entregar una guía sobre lo que se viene en política monetaria.

PUBLICIDAD

Cuatro días después de que el canadiense asumió la jefatura del Banco de Inglaterra (BoE, por su sigla en inglés), persuadió a sus principales consejeros para emitir un comunicado que dijo que una reciente alza en los rendimientos de los bonos había ido demasiado lejos, dado el estado aún débil de la recuperación económica británica.

El BoE dejó su tasa clave sin cambios en 0.5%, decisión que generalmente no ha sido acompañada por un comunicado.

El Comité de Política Monetaria de nueve miembros también señaló que podría comenzar a dar una guía más explícita sobre tasas de interés tan pronto como el mes próximo.

Una hora y media después, el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, también rompió con la tradición al dar una guía futura, aunque dijo que se trataba de una “coincidencia”.

El sorpresivo anuncio del BoE produjo un debilitamiento inmediato de la libra esterlina e impulsó el precio de las acciones y de los bonos del Gobierno británico.

“Carney parece estar haciendo un buen trabajo de convencer a sus colegas sobre la necesidad de una guía clara a los mercados y al público para mantener contenidas las expectativas sobre tasas y cimentar la recuperación”, dijo Rob Wood, economista en jefe para Gran Bretaña de Berenberg en Londres.

Carney y los consejeros del BoE dijeron que el “significativo movimiento alcista” en los rendimientos pesará sobre las expectativas del banco central para el crecimiento y la inflación que, por ahora, permanecen sin cambios.

“En opinión del comité, el aumento implícito en la trayectoria esperada a futuro de la tasa del banco no está justificado por los recientes acontecimientos en la economía nacional”, dijo el BoE en un comunicado.

Tal como se esperaba, el banco votó en contra de reactivar su programa de compras de bonos y mantuvo las tasas de interés sin cambios en 0.5%, nivel en el que se han mantenido desde 2009.

Los mercados ahora estiman que la primera alza de la tasa de interés por parte del BoE tendrá lugar en la segunda mitad del 2015, en vez de en la primera mitad como se creía antes del anuncio del jueves, dijo Moyeen Islam, estratega de renta fija en Barclays.

 

Siguientes artículos

BMV abre con leve ganancia en día feriado de EU
Por

Pese a las pocas operaciones por el Día de la Independencia en Estados Unidos, las buenas noticias en Europa impulsaron...