Reuters.- El Banco Central Europeo (BCE) anunció este jueves un nuevo paquete de estímulos económicos a fin de apuntalar el crecimiento de la zona euro y frenar la preocupante caída de las expectativas de inflación, lo cual molestó al presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

El BCE redujo su tasa de interés a un mínimo récord de -0.5%, desde -0.40%, y anunció que relanzará sus compras de bonos de deuda por 20,000 millones de euros al mes a partir de noviembre, según el comunicado emitido tras su reunión de política monetaria.

En una veloz reacción, el presidente Trump dijo que el organismo europeo está debilitando el valor de su moneda y “dañando a las exportaciones de Estados Unidos”.

“El Banco Central Europeo, actuando rápidamente, recorta las tasas 10 puntos básicos. Ellos tratan de, y lo están logrando, depreciar el euro contra un dólar MUY fuerte, dañando a las exportaciones de Estados Unidos… Y la Fed espera, espera y espera”, tuiteó Trump media hora después del anuncio de política monetaria del BCE.

“¡A ellos les pagan por endeudarse, mientras que nosotros pagamos intereses!”, agregó.

Lee también: Las promesas que hizo Trump como candidato y aún no cumple

En pleno descenso de los precios al consumidor y con Alemania acercándose a una recesión que exacerba la baja de la confianza económica, el BCE ya había prometido ocupar todas sus herramientas para ayudar a la economía del bloque y los mercados sólo se preguntaban sobre el alcance que tendrían los nuevos estímulos.

“El Consejo de Gobierno espera que (las compras de bonos) sigan adelante por el tiempo que sea necesario para reforzar el impacto de los estímulos en sus decisiones sobre las tasas, y que éstas finalicen poco antes de que esté listo para empezar a elevar las tasas clave del BCE“, indicó el organismo.

El banco central de la zona euro también flexibilizó los términos de sus préstamos de largo plazo a los bancos e introdujo una tasa escalonada de depósitos bancarios.

Reducen estimaciones de inflación y PIB… y sin considerar Brexit ‘duro’

El Banco Central Europeo también recortó este jueves las previsiones de inflación para los próximos tres años y sus proyecciones de crecimiento para 2019 y 2020, dando una justificación clave para un nuevo paquete de estímulo monetario que fue anunciado más temprano.

Sin embargo, el presidente del BCE, Mario Draghi, dijo en una conferencia de prensa que los pronósticos más débiles del banco no consideran la posibilidad de que Reino Unido abandone la Unión Europea sin un acuerdo, pese a que han aumentado las probabilidades de un Brexit duro.

Las estimaciones también excluyen el posible impacto de la reciente tensión comercial a nivel mundial, afirmó el jefe del BCE.

“Este escenario base es (…) relativamente favorable, porque no contiene el caso de un Brexit duro, por ejemplo, cuya probabilidad ha aumentado en los últimos tiempos”, dijo Draghi.

“Y no contiene algunas de las medidas comerciales (…), al menos, alguna parte de la escalada comercial que ha tenido lugar desde agosto. Entonces, en este relativamente favorable escenario base, hubo una rebaja en la inflación y en las expectativas inflacionarias”, agregó.

Las siguientes son las nuevas proyecciones del personal del BCE para inflación y crecimiento del PIB, con los pronósticos de junio entre paréntesis. El BCE actualiza las proyecciones una vez por trimestre.

Crecimiento PIB

  • 2019: 1.1% (1.2%)
  • 2020: 1.2% (1.4%)
  • 2021: 1.4% (1.4%)

Inflación

  • 2019: 1.2% (1.3%)
  • 2020: 1.0% (1.4%)
  • 2021: 1.5% (1.6%)

Te recomendamos: Estas son las prioridades de Lagarde para el Banco Central Europeo

 

Siguientes artículos

Francia da un rotundo ‘no’ a Libra de Facebook; advierte privatización del dinero
Por

En lugar de permitir el paso a Libra, la criptomoneda de Facebook, Francia cabildea en la UE una moneda digital pública....