El mejor panorama sugiere que la economía mundial finalmente está saliendo de una lenta y larga recuperación después de la crisis financiera global.

 

Reuters

 

PUBLICIDAD

WASHINGTON  – El Banco Mundial elevó el martes su pronóstico de crecimiento global por primera vez en tres años, debido a que las economías avanzadas comenzaron a ganar fuerza, lideradas por Estados Unidos.

El mejor panorama sugiere que la economía mundial finalmente está saliendo de una lenta y larga recuperación después de la crisis financiera global.

La institución dedicada a la lucha contra la pobreza predijo que el producto interno bruto global crecerá un 3.2% este año, frente al 2.4 % del 2013, según sus semestrales “Perspectivas Económicas Globales”.

En la última estimación del banco en junio, el organismo esperaba un crecimiento global de un 3.0% en el 2014.

El banco dijo que la economía global alcanzó un “punto de inflexión”, debido a que la austeridad fiscal y la incertidumbre política ya no pesan tanto sobre la mayoría de las economías más ricas. El banco espera un crecimiento más firme en Estados Unidos en especial, de un 2.8% en 2014, frente al 1.8% del año pasado.

“Por primera vez en cinco años, hay indicios de que una recuperación autosustentable ha comenzado entre los países de altos ingresos -lo que sugiere que podrían sumarse a los países en desarrollo como un segundo motor de crecimiento en la economía global”, dijo el economista en jefe del banco Kaushik Basu en el reporte.

El banco rebajó nuevamente su proyección para los países en desarrollo a un 5.3% en el 2014, desde el 5.6% que estimó en junio.

Los mercados emergentes han crecido a su menor ritmo en una década durante los últimos dos años, luego de registrar tasas de expansión cercanas a un 7.5% antes de que ocurriera la crisis financiera en el 2008.

Andrew Burns, el principal autor del reporte, dijo que el burbujeante crecimiento previo a la crisis reflejó factores cíclicos.

“Estamos entrando en una nueva etapa en la que los países desarrollados están creciendo a una tasa mucho más cercana a su tasa de crecimiento sostenible subyacente”, dijo a periodistas.

 

Delicado retiro

A medida que las economías avanzadas se fortalecen, los países podrían comenzar a retirar el enorme estímulo monetario que lanzaron durante la crisis. La Reserva Federal de Estados Unidos comenzó este mes a recortar su plan de compras mensuales de activos, aunque espera mantener las tasas de interés bajas durante al menos otro año.

El Banco Mundial dijo que espera que las tasas de interés en el mundo suban gradualmente, provocando mínimos trastornos para los países en desarrollo a medida que se desaceleran los ingresos de capital.

“Cualquier carga que esto implique para el crecimiento de los países en desarrollo será más que compensada por la demanda por exportaciones adicionales debido al mayor crecimiento de los países de altos ingresos”, dijo el reporte.

Sin embargo, si las tasas suben repentinamente, los países con altos niveles de deuda o grandes déficits de cuenta corriente como Tailandia y Malasia serían los más vulnerables.

El banco dijo que si bien los riesgos para su panorama global, incluidos el nuevo equilibrio en China, una prolongada recuperación de la zona euro y la incertidumbre sobre política fiscal en Estados Unidos, no han sido eliminados, sí han disminuido.

 

Siguientes artículos

Volkswagen invertirá en nueva planta de Audi en México
Por

La automotriz anunció una inversión a cinco años por 7,000 millones de dólares en Canadá, Estados Unidos y México, de la...