Carlos Serrano Herrera, economista en jefe de Bancomer, dijo que la institución bancaria, a pesar de ver una recuperación de la economía mundial, prevé que México crecerá apenas 1.0% este año.

Debido a que la economía mexicana mostrará desaceleración de la demanda interna, consumo privado y la inversión privada, el banco de origen español volvió a recortar su pronóstico de crecimiento a 1.0% para este año. Su previsión anterior fue de 1.5%.

“Vemos estos factores y por eso recortamos el crecimiento de México; su economía apenas crecerá 1.0%”, reiteró el economista.

“De cumplirse nuestro pronóstico del PIB de 1.0%, la deuda podría crecer 51.4%”, advirtió.

PUBLICIDAD

Uno de los factores que impulsan este pronóstico, es que la confianza del consumidor disminuyó en enero por un pesimismo de la situación actual. “Pensamos que el consumo no va a ser tan dinámico porque la inflación va a subir y vamos a ver una caída en el salario real”, mencionó Serrano Herrera.

Además, el pronóstico del banco para la inflación es apenas por debajo de 6%.

Te puede interesar: Los efectos secundarios del TLCAN

Por otro lado, el sector manufacturero en Estados Unidos permitirá una recuperación del mismo sector mexicano y de las exportaciones del país. “Vamos a ver una recuperación fuerte en este sector”, comentó el economista de Bancomer.

En cuanto al tipo de cambio, Bancomer ve dos escenarios importantes:

  1. “Si la relación en los tres países (Canadá, EU y México) no se vea trastocada, el tipo de cambio se ubicará en 19.5 pesos por dólar”.
  2. “Si se rompen las relaciones comerciales entre los tres países (TLCAN) y se imponen aranceles, sí se podrán ver tipos de cambio de hasta 23 pesos por dólar”.

El economista en jefe de la entidad bancaria destacó la importancia para México de la devoción de que Agustín Carstens se quede hasta noviembre en el Banco de México (Banxico). “Está decisión que ya corroboró el BIS, es muy benéfica para la economía del país”, comentó.

 

¿Y Estados Unidos?

El riesgo para la economía mundial y para la mexicana en particular, sigue siendo la política del nuevo gobierno estadounidense. “El riesgo más importante son más políticas proteccionistas de Donald Trump”, destacó Serrano Herrera.

En este sentido, el especialista cree que será difícil que se deshaga el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

“La relación comercial entre México y Estados Unidos ha sido benéfica para ambos países. Al final no se va a tocar esta relación”, consideró.

“Todo parece indicar que se va a renegociar el TLCAN. Es posible renegociarlo y donde ganen los tres países”, destacó.

Para el economista, si Estados Unidos realiza deportaciones y restricciones al flujo de remesas, sería contraproducente para ellos mismos. “No se debería tocar el tratado porque Estados Unidos también gana”.

Lee también: Así será la vida después del TLCAN para México

 

Siguientes artículos

grupo-lala
Grupo Lala invertirá 3,600 mdp para crecer en EU y Centroamérica
Por

Además, parte de esa inversión también se destinará a la mejora de su infraestructura en México y sus estrategias para i...