La tercera parte de los recursos líquidos de los bancos está invertida en valores gubernamentales, en vez de destinarlo a otorgamiento crediticio. La banca argumenta que no hay demanda para esos recursos y que liberarlos implicaría un otorgamiento peligroso.

 

ACAPULCO, GUERRERO – Liberar crédito a tasas bajas y en mejores condiciones es la principal premisa de la reforma financiera, sin embargo, los bancos consideran que actualmente el problema no está completamente en la originación, sino en la demanda.

En el marco de la primera conferencia de prensa de la 76 Convención Bancaria de la Asociación de Bancos de México (ABM), el aún titular del organismo, Jaime Ruiz Sacristán, detalló que concentración de activos en deuda gubernamental obedece también al hecho de que no hay suficiente demanda de crédito.

PUBLICIDAD

“Si no está creciendo la demanda de crédito en forma suficiente ese dinero se tiene que invertir, no lo podemos dejar a la vista, y se invierte dentro de valores gubernamentales o valores de empresas. Los bancos también compran emisiones de papel que hacen las empresas mexicanas y es una forma de financiarlas”, expresó.

Luis Robles Miaja, presidente ejecutivo de la ABM, detalló que una tercera parte de los activos productivos de los bancos están invertidos en valores de mercado, que constituyen parte del ahorro financiero del país. Al respecto, señaló que estas inversiones tienen como finalidad calzar el balance de los bancos y otorgar créditos de largo plazo a tasas competitivas, como en el caso del sector hipotecario.

“Para poder eventualmente hacer frente a éstos créditos necesariamente tengo que tener una posición en tesorería, que es una posición vinculada directamente al crédito otorgado”, explicó.

El titular de la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), Mario di Costanzo, señaló en días pasados en entrevista que había potencial para que los bancos invirtieran menos en activos del gobierno y otorgaran más créditos.

“Sería ruinoso que un banco captara al 4% para invertir en Cetes, los bancos no somos fondos de inversión. Que la Banca no preste porque es mejore invertir en valores gubernamentales es lo mismo que decir que deberíamos cerrar los bancos para dedicarnos a poner sociedades de inversión. El negocio de la banca está en el crédito”, afirmó Luis Robles.

En los últimos 10 años, la cartera de crédito de los bancos pasó de 1.1 billones de pesos a 2.64 billones, el crédito al sector privado se triplicó y abarca 2.248 billones del total de la cartera, de ella 1,185 millones son para crédito a las empresas, 462,000 millones se destinan a crédito para vivienda, y 600,000 millones para crédito al consumo.

 

Entonces, ¿la banca presta suficiente?

Existe una discordancia entre las cifras referentes de inclusión financiera de la banca y las de las autoridades, mientras que la ABM considera que el 95% de la población adulta en México tiene acceso a servicios financieros, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores considera que sólo 56% de la población adulta cuenta en realidad con un producto financiero.

Los titulares de la ABM coinciden en que existen problemas estructurales de demanda que deben ser corregidos para aumentar la derrama crediticia, por lo que no esperan que una reforma financiera se traduzca en una oferta ‘irresponsablemente’ mayor de crédito.

“Lo que ha manifestado la autoridad en todo momento es que quiere mantener un sistema financiero sano y sólido, y que no podemos prestar de manera irresponsable ni tampoco generar una demanda artificial de crédito, porque ya lo vimos en México, ya lo vimos en Estados Unidos, ya lo vimos en España, cuando creas demandas artificiales de crédito lo único que generas es quiebra del sistema financiero y crisis”, añadió.

De acuerdo con los resultados de la Encuesta Nacional de Educación Financiera, los usuarios de crédito formal apenas representan al 27.5% de la población adulta (19.3 millones personas), las tarjetas departamentales son el producto más utilizado (72%), seguido por las tarjetas bancarias (32.9%) y después los créditos personales (12.9%), grupales (11.0%), el crédito de nómina (7.3%), el hipotecario y el automotriz.

Las cifras de Inegi arrojan que 33.7% de los adultos prefiere financiarse de manera informal a través de préstamos de la familia o amigos.

 

Siguientes artículos

Herminio Blanco, en la recta final para dirigir la OMC
Por

El  mexicano disputará el cargo con el brasileño Roberto Azevedo; el nuevo director de la organización se dará a conocer...