Por Urías Gamarro

Afirmó que Guatemala reúne las condiciones para lograr un mayor desempeño productivo y así reducir las brechas y las desigualdades.

El presidente de la banca central reconoció que hay indicadores macroeconómicos que se han mantenido y otros que han evolucionado satisfactoriamente, como la industria de la construcción, así como el ingreso histórico del ingreso de las remesas familiares.

Hubo acciones de gobierno que no se pudieron concretar para estimular la economía. ¿Qué indicadores pudieron ser impactados?

Yo diría que la economía eventualmente tiene una perspectiva positiva, ya que la estimación de crecimiento para este año es de 3% a 3.8%, con un valor central del 3.4%, que superaría el valor del 3.1% del año pasado.

Hay que recordar que el 3.1% del 2018, supera el 2.8% del 2017, que es la trayectoria de crecimiento y es positivo.

¿Cómo se explica eso?

En primer lugar, se observa un impulso al sector construcción sobre todo en el último trimestre del año pasado que impacto y es edificación pública y privada como construcción residencial y empresarial.

Todo esto está generando una mejora en el sector construcción.

Pero también vemos mejoras en otros sectores como las remesas familiares que en mayo registraron récord con un crecimiento del 12.5% y un ingreso de US$974.4 millones (Q7 mil 502 millones) y esto significa un mayor soporte al consumo interno.

Recordemos que las remesas están dirigidas a familias de escasos recursos.

¿Qué otros indicadores han evaluado?

Están las importaciones que están creciendo al 6.5% hasta abril entre ellos bienes de capital y bienes intermedios que vienen a apuntalar los procesos productivos y la construcción.

También hay un incremento del crédito al sector privado sobre todo para la construcción y hemos observado un incremento en el crédito del empresarial menor, en comparación con el año pasado que tenía tasas moderadas.

Observamos que también el crédito del sector privado que venía con crecimientos de 3% en 2017 ahora estamos a 7% y destaca el sector construcción con 14%.

Los empresariales mayores se han mantenido alrededor del 7%.

Por otra parte, vemos un repunte en el consumo, que había mermado un poco.

Mientras que en exportaciones observamos una caída que está focalizada en azúcar, aceite y grasas, carnes y níquel.

Así como la inflación (alza de precios en la economía) tal como se había previsto y con una baja en mayo último en 4.54% y es importante porque no genera presiones salariales, ni en los precios en general.

Sin embargo, en la calle se observa un ambiente no tan favorable, empresas que no llegan a sus metas y no se percibe algún estimulo estatal…

Hay percepciones y lo que le menciono son cifras reales. Por su puesto, hay cosas que mejorar y tal vez es donde la percepción puede diferir un poco y esto tiene que ver con el empleo.

El sector informal en Guatemala es grande y el crecimiento económico que le menciono de 3.4% no es suficiente y es un proceso a largo plazo que requiere de reformas estructurales.

Hay que estar claros que se necesitan mayores crecimientos para dotar de mayores empleos sobre todo a los jóvenes.

¿Cuáles son los tres ejes para conducir a un crecimiento económico?

Invertir en capital humano, eso significa en educación, salud, nutrición y seguridad, que sería el gran eje y en la medida en que se tengan personas más saludables, educadas y niños bien alimentados, eso va a hacer que las generaciones futuras tengan un mayor potencial y más productividad.

El otro gran eje es la inversión en capital físico y hablamos de infraestructura como carreteras, puertos, aeropuertos, electricidad, telecomunicaciones y generar mayores inversiones en productividad a la empresa privada, al sector público, en general, a toda la población.

También en áreas como transporte, o tener a un sector financiero bien capitalizado y liquido para poder atender a la población.

Lo tercero es hacer reformas estructurales en otros sectores que permitan ser competitivos y productivos y de esa cuenta tener más acceso de divisas, sobre todo por las exportaciones y en la medida que seamos más productivos, la economía será más eficiente.

En este período de Gobierno no se impulsó la producción. ¿Se mantendrá en el promedio de crecimiento? 

El PIB potencial del país lamentablemente es 3.5% que en los últimos tiempos hemos estado alrededor de este indicador. Para ello se requiere de más reformas estructurales para elevar ese producto interno bruto (PIB) potencial, ojalá en 4.5% a 5% en los siguientes años.

* En alianza con Prensa Libre de Guatemala

 

Siguientes artículos

Canciller hondureña confirma reconciliación con El Salvador
Por

Voceros empresariales hondureños señalaron al rotativo que "las relaciones de Honduras y El Salvador son fuertes y el co...