Por Sofía Menchú

El presidente de Bantrab, Sergio Hernández, conversó con Forbes para contar qué hizo el banco para reinventarse y los retos que aún están por alcanzar. Bantrab es percibido internacionalmente como un banco que toma un segundo aire. ¿A qué se debe?

Hace 10 años hicimos un examen de conciencia y analizamos por qué la corporación no era competitiva. Revisamos nuestras las fortalezas y acordamos reinventarnos. El banco hoy es diferente y cumplimos nuestro 50 aniversario.

 

PUBLICIDAD

― ¿Cuáles son sus claves de innovación?

― Apostamos a nuestra educación y capacitación. Creo que somos el único banco en Centroamérica que posee una universidad corporativa. Donde los empleados se capacitan y su estudio se convierte en el expertise que necesitamos.

 

― ¿La innovación ha sido sólo interna o también para sus clientes?

― Trabajamos conforme la tecnología avanza, por ejemplo, el teléfono es nuestra agencia y cajero. Es decir, el front office de las instituciones financieras será el teléfono y los 16 millones de guatemaltecos tenemos al menos un celular. Si ésta tecnología crece, nos obliga a tecnificarnos.

 

― ¿Cuáles son los procesos de innovación interna?

― Guatemala tiene un gran reto en la bancarización, tenemos 65% de personas no bancarizadas. Nosotros no pelearemos los clientes del tope piramidal con otros bancos. Buscaremos las fórmulas para crecer con microcréditos que generen desarrollo en la gente. Queremos democratizar la banca, en eso nos estamos enfocando seriamente. Tenemos 150 agencias y la meta es tener 45 más. Procesamos los créditos en 45 minutos, somos los más rápidos en ese trámite.

 

― ¿El éxito de los últimos años corresponde a los créditos?

― El 85% de nuestro servicio es el crédito de consumo. Hemos tratado de democratizar el crédito, no sólo con los trabajadores del Estado, pues estamos en un plan muy agresivo para buscar clientes que pertenezcan al comercio informal. Recién lanzamos un producto llamado Escuintla. La idea es que las amas de casa que venden artículos por catálogo, promocionen también nuestros servicios. Estimamos que al menos 138,000 mujeres se incorporen a la tarea.

 

― ¿Hacia dónde se dirige su política financiera?

― Creemos que tenemos un modelo bastante probado y bueno para democratizar y ser solidarios. Acordamos sembrar y desarrollar en Nicaragua. Lo elegimos porque nos da las mejores condiciones. En Costa Rica hay un banco popular muy bueno, en Honduras está muy bajo el mercado, aunque podemos ayudarlos al igual que en El Salvador. Vamos a irrumpir en esos mercados, seamos o no socios.

bantrab1

 

Siguientes artículos

Estado Islámico se adjudica atentados en Bruselas
Por

Alrededor de 34 personas fallecieron en los ataques se efectuaron en el aeropuerto y en una estación de metro en Brusela...