La mayoría de la Junta de Gobierno de Banco de México (Banxico) consideró que existe la posibilidad de que el entorno internacional tenga un deterioro adicional, por lo que podría observarse una depreciación desordenada del peso.

Lo anterior podría contaminar las expectativas de inflación y conducir a aumentos de precios de los bienes no comerciables.

En las minutas de Banxico, la mayoría de los miembros de la Junta mencionó que el ritmo de expansión de la actividad económica en México mostró una desaceleración durante los últimos meses, en comparación con el dinamismo observado en el tercer trimestre de 2015.

La mayoría de los miembros puntualizaron que el crecimiento de la economía ha estado sustentado en la continua expansión del consumo.

PUBLICIDAD

Algunos miembros señalaron que esta expansión pudo haber estado apoyada por la recuperación de la masa salarial real y el crecimiento del crédito.

No obstante, algunos miembros de la Junta dijeron que algunos indicadores oportunos sugieren que, a principios de 2016, el consumo podría estar mostrando una desaceleración.

La junta puntualizó que la inversión fija bruta registró señales de un posible cambio desfavorable de tendencia, a la vez que las exportaciones manufactureras siguieron estancadas.

La junta decidió de forma unánime dejar la tasa clave de interés en 3.75% en su anuncio de hace dos semanas, pero algunos de sus integrantes no descartan la posibilidad de un ajuste más adelante con independencia de los movimientos de la Reserva Federal de Estados Unidos.

 

Siguientes artículos

Tips para evitar que tus amigos saboteen tus finanzas
Por

Típico: Tú estás algo corto de dinero, acuerdas con tus amigos hacer "algo tranqui" y terminan con una réplica a escala...