El Banco de México (Banxico) mantuvo su previsión de crecimiento en un rango de entre 2 y 3% para 2016, sin embargo, ajustó la previsión para 2017 de  entre 2.5 y 3.5% a entre 2.3 y 3.3%.
“Aunque las condiciones fueron favorables en el primer trimestre, el avance no fue suficientemente mejor para aumentar el intervalo para 2016”, dijo el gobernador de Banco de México, Agustín Carstens.

En materia de inflación se prevé que, tras 12 meses a la baja, el indicador mantenga una trayectoria descendente para cerrar el año cerca del objetivo de 3%. El responsable de la política monetaria señaló que aunque ha escalado el tipo de cambio no se ha visto una contaminación en el proceso de formación de precios.

 

Siguientes artículos

Disminuye apetito de mexicanos por adquisiciones: EY
Por

De los ejecutivos nacionales que planean realizar alguna adquisición, el 71% está enfocado en el sector de consumo y ret...