La Junta de Gobierno del Banco de México (Banxico) decidió incrementar en 25 puntos base su tasa de interés clave, ubicándola en su máximo histórico de 8.25%.

A lo largo de este año, la tasa de interés de referencia se ha incrementado en cuatro ocasiones en total de 100 puntos base, desde un nivel de 7.25% registrado en enero de este año.

Con este aumento, el cuarto del año y el segundo consecutivo, Banxico alcanzó el máximo histórico que marcó en agosto del 2008, cuando también pasó de 8% a 8.25% en medio de la crisis financiera global, es decir, un nivel no visto desde hace una década.

“Considerando que se enfrenta un entorno de marcada incertidumbre, en el que el balance de riesgos para la inflación muestra un sesgo al alza y se han materializado algunos de los que la pudieran afectar, tanto bajo una perspectiva de corto como de largo plazo, así como la posibilidad de que se vean afectadas las expectativas de inflación de mediano y largo plazos, la Junta de Gobierno ha decidido por unanimidad aumentar en 25 puntos base el objetivo para la tasa de interés interbancaria a un día a un nivel de 8.25%”, señaló el banco central en un comunicado.

PUBLICIDAD

El anuncio se da un día después de la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos subió su tasa de fondeo en 25 pb al rango de 2.25-2.5%.

Banxico advirtió que la inflación enfrenta riesgos de carácter estructural derivados de una posible adopción de políticas que pudieran conducir a cambios profundos en el proceso de formación de precios.

“La política monetaria debe responder con prudencia si, por diversas razones, se eleva considerablemente la incertidumbre que enfrenta la economía”, dijo la junta de gobierno de Banxico.

La inflación interanual en México a noviembre desaceleró su ritmo de crecimiento hasta 4.72%, pero desde enero de 2017 el índice ha superado la meta permanente del 3% +/- un punto porcentual.

La entidad monetaria dijo que el balance de riesgo para la inflación general muestra un sesgo al alza, mientras las expectativas para el mediano y largo plazos siguen ubicándose por encima de la meta permanente, en niveles alrededor del 3.5 por ciento.

La decisión señaló que ante los riesgos sobre la formación de precios, la junta de gobierno “tomará las acciones (…) necesarias, en particular manteniendo o en su caso reforzando la postura monetaria, de tal manera que la tasa de referencia se ubique en niveles congruentes con la convergencia de la inflación general a la meta”.

El balance de riesgos para el crecimiento también continúa sesgado a la baja y se ha deteriorado, según Banxico.

 

 

Siguientes artículos

Sener ordena al regulador energético posponer uso de diésel más limpio
Por

El gobierno advirtió riesgo de desabasto nacional de diésel con al entrada en vigor de la norma emitida por la Comisión...