El Banco de México redujo su estimado de crecimiento para la economía mexicana a un rango de entre 1.1 y 2.1% para 2019, desde uno de 1.7 y 2.7%, pronosticado en el informe anterior.

“El ajuste para 2019 refleja diversas consideraciones. En el ámbito externo, se ha observado una pérdida de dinamismo en el comercio mundial y en la actividad económica global más marcada de lo anticipado, lo que se prevé influya sobre la evolución de la demanda externa de México”, explicaron los miembros de la Junta de Gobierno de Banxico, en un comunicado.

No obstante, explican, también hay condiciones internas que deterioraron el crecimiento.

Por una parte, a finales de 2018 se observaron, en el ámbito interno, en el segundo semestre de 2018 y, sobre todo, a finales de ese año, una desaceleración más pronunciada a la estimada en el Informe anterior. Esto sentó una menor base de crecimiento para 2019.

PUBLICIDAD

“La mayor debilidad de diversos indicadores de la demanda interna a finales de 2018 sugiere que la desaceleración podría prolongarse a inicios de 2019”.

Pero, señala Banxico, se deben de añadir eventos internos que dificultaron la actividad económica en las primeras semanas de 2019.

“La actividad productiva se vio afectada por eventos transitorios, tales como el desabasto temporal de combustibles en ciertas regiones del país durante enero, las interrupciones a las vías férreas en Michoacán y los conflictos laborales en Matamoros. También hay que tomar en cuenta la tendencia negativa que la plataforma de producción petrolera mantuvo hacia el cierre de 2018 y principios de 2019”.

Te interesa:

Pemex perdió 148,600 millones de pesos durante 2018

 

Siguientes artículos

mujeres-emprendedoras
En el sector financiero, las mujeres enfrentan un techo de cemento: Vanessa Rubio
Por

Año con año son más las mujeres que obtienen un título de licenciatura en las universidades del país, sin embargo únicam...