BofA estimó que el alza de tasas ocurra en tres bloques de 25 puntos base cada una, en marzo junio y diciembre de 2016.

 

El Banco de México (Banxico) mantendrá sin cambios su tasa interbancaria en 3% durante su reunión el próximo 29 de octubre, así lo pronosticó el Banco de América (BofA).

PUBLICIDAD

“Prevemos una declaración ‘dovish’ (consevadora) para octubre. Esperamos que Banxico permanezca en pausa por lo que resta de 2015 y comience el ciclo de alzas en 2016″, dijo el banco en un comunicado.

BofA estimó que las alzas ocurran en tres bloques de 25 puntos base cada una, en marzo junio y diciembre de 2016. Asimismo, los economistas para Estados Unidos de BofA prevén que la Fed incremente 100 puntos base, desde diciembre de 2015 hasta diciembre de 2016.

La Reserva Federal de Estados Unidos mantuvo el miércoles estables las tasas de interés, pero minimizó el efecto de los problemas económicos globales y dejó abiertas las puertas para comenzar a endurecer la política monetaria en su próxima reunión de diciembre.

 

¿Cuál es la prisa?

Desde la reunión de Banxico en septiembre, el escenario donde Banxico incrementa las tasas es menos convincente, afirma BofA en el documento. A continuación te presentamos sus tres razones por las que el banco central de México no se apresurará:

1. La deflación continúa: la expectativas de inflación de corto plazo han disminuido. Hoy permanece por debajo del objetivo de 3% y las expectativas de largo plazo permanecen ancladas (a pesar de seguir en 3.5%).

2. El crecimiento permanece lento. Y las manufacturas parecen estar perdiendo fuerza, debido a la debilidad en el sector manufacturero de Estados Unidos (a pesar de los buenos resultados de agosto).

Recientemente recortamos nuestras expectativas de crecimiento del PIB a 2.5%, desde el 2.8% para 2016, después de que nuestros economistas en Estados Unidos recortaron las expectativas de crecimiento del PIB de Estados Unidos a 2.4% y 2.5% para 2015 y 2016, respectivamente.

3. BofA prevé que Fed sigua en pausa durante octubre y se mantenga cautelosamente optimista sobre el alza de tasas en diciembre. Sin embargo, los riesgos son que la Fed no mueva las tasas por un tiempo más. El mercado está esperando que la primera alza sea en 2016. En el margen hay holgura en las condiciones monetarias de México, gracias a la reacción del peso mexicano.

 

 

Con información de Reuters.

 

Siguientes artículos

Janet Yellen
Fed mantiene tasa de interés sin cambio, podría subir en diciembre
Por

El comité de mercados abiertos destacó que el crecimiento del empleo se había desacelerado y que la tasa de desempleo se...