El Banco de México (Banxico) actúo según lo esperado y anunció que no realizará ajustes a su tasa de referencia, manteniéndola en 4.25%, luego de que en su reunión del pasado 30 de junio la Junta de Gobierno la elevó en 50 puntos base.

El banco central destacó que las perspectivas para el crecimiento de la economía mundial siguen revisándose a la baja, reflejando en parte el impacto estimado de la salida del Reino Unido de la Unión Europea, así como el hecho de que otras economías avanzadas se han expandido a un ritmo menor al esperado.

Lee también: Cuenta corriente, finanzas públicas e inflación: preocupaciones de Banxico

Además señaló que los episodios de volatilidad registrados desde su última reunión no pueden darse por descartados, debido a factores geopolíticos, como la incertidumbre en el resultado de la elección presidencial en Estados Unidos; otras situaciones internas que han impactado en la economía mexicana.

PUBLICIDAD

Banxico dijo que las expectativas de inflación continúan bien ancladas en medio de un deterioro del balance de riesgos para el crecimiento económico, por lo que vigilará todos los determinantes de inflación, en especial el tipo de cambio y su posible traspaso a los precios del consumidor.

“Ante ello, es crucial reforzar las políticas orientadas a mantener fundamentos macroeconómicos sólidos en el país. En particular, acciones adicionales de consolidación de las finanzas públicas, tales como procurar un superávit primario a partir de 2017, continúan siendo deseables para absorber de manera más eficiente choques del exterior y propiciar saldos adecuados de la cuenta corriente”, indicó Banxico.

Te puede interesar: A Banxico le preocupan las finanzas públicas

El banco central dijo que ajustará su postura monetaria con “toda flexibilidad y en el momento y magnitud que sea requerido, con el afán de mantener la inflación y sus expectativas bien ancladas, lo que a su vez coadyuvará a una mayor estabilidad financiera”.

En materia económica, Banxico mencionó que al estancamiento que venía afectando al sector industrial, ligado a Estados Unidos, se sumó “un freno al crecimiento” del enorme sector servicios, el de mayor aportación al Producto Interno Bruto (PIB).

De acuerdo con datos preliminares publicados a finales de julio, la economía mexicana se habría contraído un 0.3% en el segundo trimestre contra el periodo precedente, afectada en gran medida por la actividad industrial vinculada a Estados Unidos.

En lo que respecta a la inflación general, anticipa que cierre el año ligeramente arriba de su objetivo del 3.0%, en tanto que para 2017 proyecta que se ubique alrededor de esa cifra.

En lo que va del año, el Banxico ha elevado la tasa referencial en 100 puntos base.

 

Siguientes artículos

bmv-bolsa
Liverpool y Walmart suben en bolsa por compra de Suburbia
Por

Un documento del grupo financiero Intercam señala que la compra de Suburbia es una oportunidad para la empresa de tienda...