Reuters.- El Banco de México (Banxico) mantuvo este jueves la tasa de interés de referencia en un 7.75%, en una decisión dividida de su Junta de Gobierno, y dijo que la inflación mantiene un sesgo al alza en un entorno de “marcada incertidumbre”.

La decisión estuvo en línea con las expectativas de la mayoría de consultados en un sondeo previo de Reuters, en el que 18 de 26 analistas esperaban que la entidad mantuviera sin cambios la tasa interbancaria a un día. Un miembro de la Junta votó por elevarla en 25 puntos base.

Es la primera vez desde diciembre de 2015 que el Banxico no sigue los pasos de la Reserva Federal de Estados Unidos, que la semana pasada subió por tercera vez en 2018 las tasas de interés a un rango de entre 2 y 2.25%, para dar fin a su política expansiva.

El banco central mexicano también había subido dos veces este año el costo del dinero hasta su mayor nivel desde enero de 2009 para tratar de contener la inflación general, y el mercado no descartaba del todo un nuevo incremento el jueves.

PUBLICIDAD

La inflación general se aceleró en agosto más de lo esperado por tercer mes consecutivo a una tasa interanual de un 4.9%. Y Banxico advirtió a finales de ese mes que estima un retraso de la convergencia a la meta de 3.0% para el primer semestre de 2020.

La Junta destacó en su anuncio de política monetaria que entre los riesgos al alza para la inflación se cuentan que el peso siga presionado por mayores tasas de interés externas, así como por los precios relacionados con las energía, medidas proteccionistas globales y un gasto público mayor al anticipado.

El presidente electo Andrés Manuel López Obrador tomará posesión del cargo el 1 de diciembre y ya afirmó que entre sus primeras medidas duplicaría el salario mínimo en la frontera norte.

Aunque Banxico reiteró que la evolución esperada de la inflación continúa sujeta a riesgos y a una “marcada incertidumbre”, mencionó entre los riesgos a la baja que “la ratificación del acuerdo comercial con Estados Unidos y Canadá podría tener consecuencias favorables sobre los mercados y la cotización del peso”.

Estados Unidos y Canadá lograron el domingo salvar una zona de libre de comercio con México y sustituir el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) por el nuevo tras más de un año de conversaciones.

“La firma del nuevo tratado de libre comercio para América del Norte pudo haber tenido un impacto mayúsculo en la decisión de Banxico. Además, le ayudó el comportamiento reciente de la economía (mejora)”, dijo en un reporte para sus clientes el grupo de analistas de CI banco, que no descarta nuevas alzas en el corto plazo por las presiones inflacionarias.

Hacia adelante, Banxico dijo que seguirá muy de cerca la evolución de la inflación respecto a la trayectoria prevista, incluido el posible traslado de las variaciones del tipo de cambio a los precios, la posición monetaria relativa entre Estados Unidos y México, y la evolución de la economía.

 

Siguientes artículos

El USMCA presenta nuevas reglas sobre manipulación de divisas
Por

México, EU y Canadá se comprometen en el acuerdo a evitar la devaluación competitiva, la guerra de divisas y dejar el ti...