Bank of America (BofA) Merryl Lynch estimó que el Banco de México (Banxico) puede intervenir al peso si el candidato republicano, Donald Trump, gana la elección presidencial de Estados Unidos el próximo 8 de noviembre.

Si Trump gana, los riesgos serían al alza: Banxico puede intervenir el mercado de divisas y aumentar hasta en 100 puntos base las tasas en 2016 para prevenir que una repentina depreciación del peso desancle las expectativas de inflación, detalló Carlos Capistrán, economista en jefe para México de  BofA.

“Los aumentos en la tasa de interés ocurrirían porque la inflación va en aumento y ya alcanzó el objetivo de 3%”, dijo.

PUBLICIDAD

Si la demócrata Hillary Clinton obtiene la victoria, los riesgos que estimó BofA sobre política monetaria serían a la baja, pues la institución que gobierna Agustín Carstens podría dejar pasar algunas alzas de la Reserva Federal de Estados Unidos, pues su principal preocupación, la continua depreciación del peso, disminuiría.

La intervención de una moneda se refiere al control del tipo de cambio por parte del banco central —en este caso sería Banxico— frente a otras divisas para evitar una devaluación excesiva que genere un ambiente de desconfianza sobre la situación económica de un país.

Capistrán recordó que las políticas monetarias y de divisas son muy sensibles a los resultados de la elección. “Nuestro escenario base es que el banco central seguirá aumentando las tasas junto con la Reserva Federal de Estados Unidos, en la misma magnitud, y que no habrá intervención en el mercado de divisas”.

La política monetaria de Banxico ha aumentado la tasa en 175 puntos base desde diciembre de 2015 hasta , y es probable que continúe aumentando para asegurar que la inflación se mantenga en el objetivo.

Inversión y comercio, otros puntos sensibles

Al finalizar el proceso electoral, México puede registrar más inversión, pero enfrenta mayor incertidumbre comercial después de las elecciones presidenciales en Estados Unidos.

Una vez que el pueblo estadounidense decida si quiere a Donald Trump o Hillary Clinton en la Casa Blanca, “México podría ver un aumento en la inversión, tanto doméstica como extranjera, ya que algunas inversiones pudieron haberse retrasado”, explicó el economista mexicano.

La incertidumbre puede quedar sobre el comercio y otras políticas, independientemente de si gana el empresario estadounidense o la ex secretaria de Estado, pero el directivo considera más alto el riesgo si el candidato republicano gana o si no acepta los resultados de la elección.

México exporta cerca de 290,000 millones de dólares (mdd) a Estados Unidos (33% del Producto Interno Bruto) y cuenta con superávit comercial de 140,000 (mdd).

Trump ha prometido imponer aranceles a productos mexicanos superiores a 30% si se convierte en presidente de Estados Unidos, así como la construcción de un muro fronterizo para frenar a los migrantes mexicanos.

Carlos Capistrán fue director de análisis macroeconómico de Banxico entre 2010 y 2011, y fungió como investigador del banco central desde 2005 hasta 2010.

 

 

Siguientes artículos

Realidad Virtual, ¿la nueva ‘medicina’ contra el estrés?
Por

Platicamos con Marco DeMiroz, socio de Venture Reality Fund, uno de los fondos de inversión en realidad virtual más reco...