La economía mexicana crecerá menos de lo proyectado en 2016, ya que la tasa del Producto Interno Bruto (PIB) quedará en un rango de 1.8% a 2.3%, informó Agustín Carstens, gobernador del Banco de México (Banxico).

“El del PIB de México en los próximos trimestres podría ser menor” a lo anunciado anteriormente porque el triunfo del candidato republicano, Donald Trump, incrementó el riesgo de instrumentación de las políticas que obstaculicen el comercio exterior y las inversiones, señaló el funcionario.

El responsable de la política monetaria dijo que también el crecimiento se verá afectado por una baja en la producción petrolera de México y a que las perspectivas de comercio internacional se revisen a la baja.

Para 2017 el PIB se ubicará en un rango de entre 1.5% a 2.5%, respecto a lo pronosticado en un reporte anterior de 2% a 3%, agregó el gobernador del Banxico.

PUBLICIDAD

Te interesa: PIB de México creció 2% anual en tercer trimestre

Las proyecciones de crecimiento para México del próximo año todavía no incorporan las políticas a ser adoptados por el presidente electo Donald Trump, dijo el economista durante la conferencia de prensa donde se presentó el informe trimestral julio a septiembre de 2016.

El responsable de la política monetaria identificó una serie de riesgos que pueden afectar el desempeño de la economía mexicana, entre ellos está que la nueva administración estadounidense efectivamente implemente políticas que obstruyan el funcionamiento de las cadenas de producción compartidas entre México y Estados Unidos.

Otro de los riesgos negativos para México son la posibilidad de que continúen episodios de elevada volatilidad en los mercados financieros internacionales que pudieran reducir las fuentes de financiamiento o la inversión extranjera.

Carstens dijo que de persistir el deterioro que se ha observado en los niveles de confianza de los consumidores e inversionistas, también podría afectar el consumo y la inversión del sector privado.

Puedes leer: México crece pese a Trump; SHCP deja sin cambios su pronóstico de crecimiento para 2016

“Si bien la estrecha relación comercial y financiera con Estados Unidos que México ha tenido en las últimas décadas ha sido, en general, benéfica para nuestro país, lo ha hecho especialmente sensible al desempeño económico y a las decisiones de política económica de Estados Unidos”, comentó el gobernador del Banxico.

Añadió que para lograr una mayor diversificación y, más importante, alcanzar un crecimiento económico acelerado y sostenido, es necesario que México continúe mejorando su infraestructura, logrando mejoras en los sistemas de comunicaciones, transportes y demás elementos que puedan incentivar inversiones.

“Es imprescindible continuar con la adecuada y pronta implementación de las reformas estructurales, toda vez que incrementarán la productividad del país y darán lugar a una mejor asignación de recursos”, expresó.

“Dichas reformas impulsarán un mayor crecimiento sostenible del mercado interno, lo que permitirá contrarrestar los efectos del entorno externo adverso que enfrenta la economía mexicana”, concluyó Carstens.

 

Siguientes artículos

Fed
Minutas de la Fed confirman que alza de tasas se daría pronto
Por

Las minutas de la Fed confirmaron lo que su presidenta Janet Yellen reveló hace una semana: el banco central estadounide...