Reuters.- La postura monetaria del Banco de México (Banxico) buscará evitar efectos de segundo orden en el proceso de formación de precios, ante los altos niveles de una inflación que casi duplica su objetivo de 3.0%, según la minuta de su más reciente decisión de política monetaria.

En la primera quincena de febrero, la inflación interanual se desaceleró más de lo esperado hasta 5.45%, pero sigue estando lejos de la meta de 3.0% de Banxico, que desde diciembre ha subido dos veces seguidas la tasa de interés clave hasta 7.50%, en un intento por frenar su alza.

La entidad monetaria reiteró que ante la presencia de riesgos, “de ser necesario la política monetaria actuará de manera oportuna y firme para el anclaje de las expectativas de inflación de mediano y largo plazo y lograr la convergencia de esta a su objetivo”.

La junta de gobierno de Banxico señaló que el balance de riesgos para la inflación continúa sesgado al alza, en un entorno con alto grado de incertidumbre, por lo que la mayoría de sus miembros anticipa que esta alcance niveles cercanos a 3.0% en el primer trimestre de 2019, más lento de lo que había anticipado.

PUBLICIDAD

Entre los riesgos al alza para la inflación, la mayoría de miembros de la junta incluye una depreciación del peso por una evolución desfavorable de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), por una reacción adversa de los mercados a la política monetaria de Estados Unidos o a la volatilidad asociada al proceso electoral de julio en México.

Los mexicanos elegirán a un nuevo presidente el 1 de julio, que asumirá el poder a inicios de diciembre, y renovarán ambas cámaras del Congreso. El izquierdista Andrés Manuel López Obrador lidera en las preferencias para las elecciones.

Hacia adelante, la entidad monetaria prevé que la economía siga enfrentando un panorama complejo. Y si bien la mayoría de la junta destacó que el balance de riesgos para el crecimiento continúa sesgado a la baja, este muestra cierta mejoría respecto a cuando se tomó la decisión previa, según la minuta.

El organismo dijo que seguirá vigilando de cerca las determinantes de la inflación y sus expectativas de mediano y largo plazo, como el traspaso potencial de las variaciones del tipo de cambio a los precios y la postura monetaria relativa entre México y Estados Unidos.

 

Siguientes artículos

brexit-reino-unido
Economía británica crece menos de lo esperado en el cuarto trimestre
Por

Las cifras muestran que el PIB británico perdió un poco de velocidad a finales de 2017, a pesar de la fortaleza de la ec...