Reuters.- La postura actual de política monetaria del Banco de México (Banxico) es congruente con el anclaje de expectativas de inflación general, así como con una tendencia descendente a su meta de 3.0%, según dijeron en su mayoría los miembros de la junta de gobierno de la entidad en la minuta publicada el jueves.

La entidad monetaria recalcó que mantiene las previsiones dadas a conocer en su informe trimestral octubre-diciembre 2017, cuando proyectó que la inflación general continuaría acercándose hacia su meta durante el año, para alcanzarla en el primer trimestre de 2019.

“Las expectativas de inflación general para el cierre de 2018 se mantuvieron prácticamente sin cambios, a la vez que las de mediano y largo plazo permanecieron alrededor de 3.50%”, dijo la minuta de Banco de México (Banxico).

En su más reciente decisión de política monetaria, Banxico mantuvo sin cambios la tasa de interés de referencia en 7.5%, tras haberla incrementado dos veces consecutivas hasta su mayor nivel en más de nueve años para contener las presiones inflacionarias.

PUBLICIDAD

La inflación mensual a tasa anual se ha venido desacelerando desde enero y, en la primera quincena de abril, se desaceleró más de lo esperado hasta su menor nivel en 14 meses, dándole argumentos a Banxico para mantener en pausa los aumentos de tasa.

Pese a la trayectoria descendente que han mantenido los precios tras tocar su pico más alto en 16 años y medio en diciembre, Banxico señaló que “el balance de riesgos para la inflación mantiene un sesgo al alza asociado a diversos riesgos, en un entorno con un alto grado de incertidumbre”.

Entre los riesgos al alza para la inflación, la mayoría de la junta de gobierno mencionó la posibilidad de que se registre una depreciación del peso por una evolución desfavorable de la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), aunque agregó que aquella probabilidad “se ha reducido recientemente”.

La volatilidad asociada al proceso electoral de julio y condiciones más restrictivas de la política monetaria estadounidense también podrían incidir en la depreciación de la moneda mexicana y la inflación, según la minuta de Banxico.

El balance de riesgos para el crecimiento económico también continúa sesgado a la baja, dijo Banxico.

 

Siguientes artículos

bce
BCE mantiene sin cambios su política monetaria
Por

La principal tasa de refinanciamiento del banco se mantuvo sin cambios en el cero por ciento.