Los cinco miembros de la junta de gobierno indicaron que están dispuestos a actuar en caso de que se comprometa la convergencia de la inflación hacia el objetivo del 3%.

 

Reuters

La junta de gobierno del banco central de México (Banxico) decidió de forma unánime mantener la tasa clave de interés en 4.0% al no prever presiones sobre la inflación, aunque advirtió que han aumentado los riesgos a la baja para la economía, según la minuta de su más reciente reunión.

PUBLICIDAD

Los cinco miembros de la junta de gobierno indicaron que están dispuestos a actuar en caso de que se comprometa la convergencia de la inflación hacia el objetivo del 3%, pero por ahora no anticipan presiones generalizadas sobre los precios.

“Todos los miembros de la Junta señalaron que la economía mexicana ha registrado una desaceleración, la cual la mayoría calificó como importante”, indicó la minuta difundida el viernes.

La mayoría cree que la inflación se ubicará entre el 3 y el 4% en la segunda mitad del año, para estar muy cerca del 3% en 2014.

Así que, por ahora, la junta de gobierno estimó que la postura monetaria actual es congruente con un escenario en el que no se anticipan presiones generalizadas sobre la inflación y en el que se prevé que el ritmo de expansión del gasto sea congruente con el objetivo de inflación.

Algunos miembros de la junta indicaron que existe la posibilidad de que persista la volatilidad en los mercados financieros, sobre todo en el cambiario, por la posibilidad de que la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) normalice su política monetaria.

El peso mexicano, al igual que otras monedas emergentes, se ha visto sacudido esta semana por preocupaciones de que la Fed inicie este año el retiro de su enorme plan de compra de activos, como lo sugirió el miércoles su presidente, Ben Bernanke.

“Todos los miembros destacaron que la incertidumbre respecto al momento en que el Banco de la Reserva Federal de Estados Unidos comenzará a disminuir el ritmo de compra de activos ha ocasionado volatilidad en los mercados financieros internacionales”, indicó la minuta sin ahondar.

El secretario mexicano de Hacienda, Luis Videgaray, dijo el jueves que la volatilidad del peso persistirá en los próximos días por una “sobrerreacción” al discurso del presidente de la Reserva Federal de Estados Unidos, aunque en el mercado cambiario prevalece una gran liquidez.

El peso se depreciaba el viernes por tercera jornada consecutiva y cotizaba en 13.4047 por dólar, con un descenso del 0.33 por ciento, frente a los 13.36 pesos del precio referencial de Reuters del jueves.

 

 

Siguientes artículos

Cirujano español estrena gafas de Google en el quirófano
Por

El dispositivo permitió a 150 médicos observar la operación desde diversas partes del mundo mientras conversaban con el...