El gobernador del Banxico señaló que el peso se ha depreciado en los últimos meses por una baja en el precio del petróleo, pero ahora el riesgo es que se vea afectado por un aumento de tasas de la Reserva Federal.

Reuters

El Banco de México (Banxico) estará vigilante del tipo de cambio y sus posibles efectos sobre la inflación ante una eventual alza de tasas de la Reserva Federal de Estados Unidos, dijo el jueves el jefe de la autoridad monetaria, Agustín Carstens.

PUBLICIDAD

En una entrevista radial, señaló que el peso se ha depreciado en los últimos meses por una baja en el precio del petróleo, del que México es un importante productor, pero ahora el riesgo es que se vea afectado por un aumento de tasas de la Fed.

“Hasta ahorita la depreciación que hemos visto no ha tenido mayor impacto sobre la inflación. Sin embargo, eso es algo que no podemos asegurar que seguirá siendo así por mucho tiempo”, dijo Carstens.

El jefe de Banxico argumentó que los precios no se han visto afectados por la depreciación del peso debido principalmente a que el país aún tiene una brecha del producto negativa, o sea que la economía crece por debajo de su potencial y sin generar presiones inflacionarias.

La entidad monetaria recortó el miércoles sus proyecciones económicas para el 2015 y el 2016 ante el desfavorable entorno internacional, marcado por el declive de los precios del crudo y la fortaleza del dólar que representa una amenaza para la inflación.

Ahora la entidad proyecta un crecimiento económico para este año en un rango del 2.5-3.5%, desde un 3.0-4.0%.

Carstens dijo que el banco espera cumplir este año la meta inflación de 3%, e incluso señaló que podría estar por debajo de este porcentaje.

 

 

Siguientes artículos

BMV y Wall Street, pendientes a negociaciones de deuda griega
Por

El índice líder IPC , que agrupa a las 35 acciones más negociadas, perdía un 0.02%  a 43,045.78 puntos.